El pasado 3 de marzo se cumplió 1 año desde que Nintendo lanzase al mercado Switch, su última consola, híbrido de portátil y sobre mesa. 12 meses que han dado para mucho.

Se puso a la venta a un precio de 330€ sin juego ninguno, aunque hoy por hoy, aunque su PVP no ha bajado, puede ser nuestra por 299€.

Buena parte de la culpa del éxito que ha tenido hasta la fecha (a estas altura ya ha vendido más que Wii U en todos los años en los que esta estuvo a la venta) fue, ya no solo su original concepto (poder jugar tanto en modo sobremesa como en modo portátil a los mismos juegos) sino los títulos que ha ido recibiendo durante sus primeros meses de vida.

Concepto + juegos, cocktail perfecto

Y es que Nintendo quiso acompañar a la consola con uno de sus franquicias más icónicas, Zelda: Breath of the Wild, un juego originalmente pensado para Wii U (donde también terminó saliendo) que ha terminado convirtiéndose no solo en el juego del año para numerosos medios y organizaciones, sino en uno de los títulos mejor puntuados de la historia, a la altura del mítico Ocarina of Time.

Para la campaña navideña la compañía japonesa nos tenía reservado otro plato fuerte, en forma de Super Mario Odyssey, que al igual que Breath of the Wild, ha sido no solo uno de los mejores títulos de 2017, sino también uno de los mayor puntuación media ha recibido de parte de la prensa especializada en toda su historia.

Pero además de estos títulos, por Switch hemos visto desfilar otros grandes títulos como Splatoon 2, ARMS, Mario Kart 8 Deluxe, Xenoblade Chronicles 2, Fire Emblem Warriors o Pokkén Tournament DX, por solo nombrar exclusivos. Posiblemente el mejor catálogo que ha tenido una consola en su primer año de vida.

El servicio online, su Talón de Aquiles

Nintendo ha dado un paso de gigante con el primer año de Switch, borrando en parte el mal sabor de boca que nos dejó Wii U, pero mal haría en confiarse, pese a haber superado sus expectativas de venta.

Y es que el Talón de Aquiles de Switch vuelve a ser el mismo que en todas las consolas de la compañía japonesa, el apartado multijugador online.

El servicio Nintendo Online no estará funcionando a pleno rendimiento hasta septiembre de este año, con casi un año de retraso con respecto a lo inicialmente previsto.

Aun cuando esté disponible en su versión final, algo que sigue echando para atrás es que para la comunicación por voz con otros jugadores sea necesario tirar de una aplicación para smartphones.

Lo que está por venir

Aunque Nintendo, como siempre, se esconderá varios ases bajo la manga, ya sabemos muchos de los juegos que podremos disfrutar en Switch a lo largo de este 2018, estos son los más esperados.

Entre los más destacados encontramos la remasterización de Donkey Kong Country: Tropical Freeze, el nuevo Fire Emblem, Kirby Star Allies, Nintendo Labo, Project Octopath Traveler o el nuevo de Yoshi.

Por ahora no está claro si veremos durante este año Metroid Prime 4, el nuevo Pokémon o Bayonetta 3.

Veremos que tal va este segundo año de vida de Switch, pero si sigue la linea marcada por el primero, sus usuarios no van a tener queja ninguna, desde luego.

Switch se puso a la venta el 3 de marzo de 2017 y puede ser nuestra desde 299€.