Por fin se terminó la espera y, aunque con unos meses de retraso con lo inicialmente previsto, que era finales del año pasado, ya está a la venta Switch, la nueva consola de Nintendo.

La compañía japonesa nos la vende como una consola de sobremesa que puede actuar también como portátil, aunque nosotros no podemos evitar verla justo al contrario, una portátil que podemos conectar a la TV y usarla como si fuera una sobremesa.

Sea como fuere, estamos ante un sistema en el que podemos jugar a los mismos juegos tanto en modo sobremesa como en modo portátil independiente, yendo un paso más allá de Wii U, con unos controladores que podemos utilizar al estilo de los Wiimote, reuniendo en un mismo sistema las bondades de sus dos últimas consolas de sobremesa, pero potenciadas.

Características técnicas

  • Pantalla multitáctil de 6.2 pulgadas y resolución de 1280 x 720 píxeles
  • En modo TV sube hasta los 1980 x 1080 píxeles y 60fps
  • Pesa 398 gramos con los Joy-Con (297g sin ellos)
  • Procesador Nvidia Tegra personalizado
  • 32GB de memoria interna ampliables vía tarjetas microSD, microSDHC y microSDXC
  • Conectividad WiFi y Bluetooth 4.1
  • Tiene sensor de luz, giroscopio y acelerómetro
  • La batería de Ión-litio que puede durar hasta 6 horas y se carga en 3h.
  • Conector de carga USB Type-C.

Tres formas de jugar

Con Switch tendremos tres formas diferentes de jugar sin necesidad de comprar accesorios adicionales.

  • Modo portátil, con los joy-con unidos a cada lado de la consola  y jugar al estilo PS Vita pero con sticks decentes.
  • Modo TV, donde conectamos la consola al dock, retiramos los joy-con y los unimos a su propia base para usarlos como un pad normal (o tirar de mando pro).
  • Modo Sobremesa, ideal para viajes o exteriores donde vayamos a jugar más de una persona, dejando la pantalla apoyada con su propio pie y utilizando un joy-con por jugador.

Accesorios

Como no podía ser de otra manera, Switch viene acompañada de una serie de accesorios oficiales para complementarla.

  • PRO Controller:  el mando ideal para usar la consola en Modo TV. Recuerda mucho al de Xbox One, con todo lo bueno que ello conlleva. Tiene sensores de movimiento y es compatible con amiibo. Cuesta 69,90€ y funciona en PC de forma nativa.
  • Joy-Con: La consola viene con un par, pero podemos comprar otro par más por 79,90€ o bien uno suelto por 49,90€.
  • Charging Grip: El pack de la consola incluye un soporte para conectar los joy-con y jugar con ellos en Modo TV o Modo Sobremesa como si fuese un pad convencional, pero este tiene la particularidad de que los carga mientras los utilizamos. Su precio es de 29,99€.
  • Set de volantes: Soporte de plástico para conectar los Joy-Con y jugar al Mario Kart como si fuésemos subidos a lomos de uno de sus bólidos. El pack de dos tiene un precio de 14,90€.

Juegos

Si hay un juego que marca el lanzamiento de la consola es, sin duda alguna, The Legend of Zelda: Breath of the Wild, título inicialmente pensado para Wii U pero que ha terminado saliendo para ambas plataformas, en una para estrenarla por todo lo alto y en otra para despedirla con honores, pese a que no haya tenido una vida digna.

El otro reclamo de Nintendo para este lanzamiento es 1-2 Switch, un pack de 28 minijuegos, ideal para jugar en compañía y descubrir muchas de las características de la consola, que a decir verdad debería de haber venido incluido con ella sin coste adicional como en su día ocurrió con Wii y Wii Sports.

Para finales de abril la compañía japonesa se ha reservado el port de Mario Kart 8, mientras que poco después disfrutaremos de Arms, teniendo que esperar a verano para echarle el guante a Splatoon 2, y a finales de año para disfrutar de Super Mario Oddysey, la nueva aventura 3D del popular fontanero.

Esto en lo que respecta a Nintendo, pero hay otras compañías desarrollando juegos para ella, como Xenoblade Chronicles 2, Syberia 3, Dragon Quest X, Dragon Quest XI, Dragon Quest Heroes I-II, Ultra Street Fighter II, Octopath Traveler, Fire Emblem Warriors, Dragon Ball Xenoverse 2, Super Bomberman R, Rayman Legends o Shin Megami Tensei, entre otros.

Los indies tendrán una buena oportunidad de hacerse un hueco en Switch. Nintendo ha anunciado que durante este año se lanzarán en torno a unos 60, entre los que podremos encontrar Yooka-Laylee, The Escapist 2, Stardew Valley

eShop

En pleno 2017 la tienda de juegos en formato digital es algo bastante importante para toda consola que se precie, y Switch no va a ser una excepción.

En el siguiente vídeo tenemos un recorrido a través de su sencilla interfaz, donde podemos ver los últimos juegos en llegar a la tienda, los que lo harán próximamente, hacer una búsqueda por nombre o género, añadirlos a la lista de deseos, añadir un código promocional de descarga o comprarlos.

Eso si, la consola virtual, que nos abre la puerta a los clásicos nintenderos de sus consolas más icónicas, no está disponible por el momento.

Modo online

Nintendo ha sido la compañía de las tres grandes que menos atención le ha puesto al apartado online multijugador de sus consolas. Con Switch se quieren quitar la espinita, aunque el sistema no será completamente funcional desde su lanzamiento.

Es por ello por lo que, aunque terminará siendo de pago (podría costar en torno a 30€ al año), los primeros meses el acceso a todas las funcionalidades no estarán disponibles, por lo que no habrá que pagar por él. En principio todo estará listo para otoño.

Además de abrirnos la puerta al multijugador online de cada juego, la compañía japonesa nos ofrecerá un par de juegos de NES o SNES cada mes como incentivo, junto a descuentos exclusivos en la eShop.

También tendremos acceso a salas de chat y a la posibilidad de utilizar el sistema de chat de voz.

Sistema de control parental

Switch viene de serie con un completo sistema de control parental que hará las delicias de padres y tutores que quieran tener el control sobre lo que sus hijos hacen con la consola.

El sistema se gestionará a través de una aplicación para iOS y Android ligada a la consola, permitirá, más allá de limitar el uso de la consola a unas horas determinadas al día, avisando en pantalla que nuestro tiempo de juego se ha terminado, tener un control más completo de todo lo que los pequeños hacen con ella.

Por ejemplo, podemos poner un límite de tiempo para cada día de la semana, ver si este ha sido sobrepasado y con que juego o suspender el uso del sistema de forma remota.

Cada mes recibiremos un reporte en la aplicación con los los juegos más jugados en la consola, tanto por las horas de juego como por las veces que se ha iniciado.

También podemos establecer restricciones personalizadas según la edad en general o del juego en particular, como bloquear el acceso a los sistemas de comunicación de las comunidades online de los diferentes juegos o impedir que se reproduzca un título indicado para una edad mayor que el niño que lo va a utilizar.

Empieza el juego

Esta es Switch, la nueva consola de Nintendo, sucesora natural de Wii U, pero que también se meterá en parte del terreno de Nintendo 3DS, aunque en principio para convivir en perfecta armonía.

Está por ver si este paso más allá del concepto de Wii U esta vez si convence entre la comunidad jugona y la compañía japonesa recupera el terreno perdido en el mercado de las consolas de sobremesa, sobre todo teniendo en cuenta hasta donde llegó con Wii, algo difícilmente igualable.

El concepto es rompedor con respecto a lo visto hasta ahora, y aunque se echa en falta más potencia, serán los juegos, tanto la cantidad como la calidad de los mismos, lo que marquen el devenir de esta nueva máquina.

Switch ya está disponible en los principales mercados. Puede ser nuestra por 319€.