Acompañando a la nueva familia Galaxy S10 y al Galaxy Fold, Samsung ha presentado su nueva serie de dispositivos wearables que los complementan.

En total son tres productos: Galaxy Buds, Galaxy Watch Active y Galaxy Fit. Esto es, unos auriculares inalámbricos, un smartwatch deportivo y una pulsera de actividad, respectivamente.

Galaxy Buds

Estos nuevos auriculares inalámbricos de tipo in-ear, herederos de los Gear IconX, vienen con unos altavoces de 5.8pi Dynamic Driver con los codecs SBC, AAC y uno escalable de la propia Samsung.

Tienen conectividad Bluetooth 5.0 una batería por auricular de 58mAh y una caja que sirve tanto para cargarlos como para guardarlos, con una capacidad de 232mAh.

Con una sola carga nos da para unas 6 horas de uso. La caja, con tan solo 15 minutos cargando, nos da para una hora más de uso.

Además, gracias a la tecnología Wireless PowerShare del Galaxy S10, podemos cargar la caja desde la parte trasera del terminal de forma inalámbrica.

Los Galaxy Buds se pondrán a la venta por 149€.

Galaxy Watch Active

La versión deportiva del Galaxy Watch cuenta con una pantalla circular AMOLED de 1,1 pulgadas con una resolución de 360 x 360 píxeles, un procesador Exynos 9110, 769MB de RAM y 4GB de almacenamiento interno.

Es sumergible hasta 50 metros, tiene lector de frecuencia cadíaca y pulso sanguíneo. En cuanto a conectividad, tira de Bluetooth 4.2, NFC y Wi-Fi.

Se pondrá a la venta el 18 de marzo en cuatro colores diferentes por 249€.

Galaxy Fit y Galaxy Fit E

Por último, las nuevas pulseras de actividad, sucesoras de las Gear Fit 2, llegan en dos versiones.

La Galaxy Fit tiene una pantalla AMOLED de 0.95 pulgadas con una resolución de 120 x 240 píxeles (282 ppi) y un procesador MCU Cortex M33F a 96MHz más un M0 a 16MHz.

En cuanto a RAM, viene con un combo de 512KB y 2048KB, mientras que de memoria interna tira de 32MB.

Es sumergible hasta 50 metros, mientras que su batería es de 120mAh y se puede cargar de forma inalámbrica.

La Galaxy Fit E es algo más pequeña (16,0 x 40,2 x 10,9 mm frente a los 18,3 x 44,6 x 11,2 mm de la Galaxy Fit), con una pantalla de 0.74 pulgadas PMOLED de 64 x 128 píxeles (193 ppi), un procesador MCU Cortex M0 a 96MHz, 128KB de RAM y 4MB de almacenamiento.

Su batería es de 70 mAh y se recarga a través conexión vía puerto USB.

Por ahora no tienen precio ni fecha de lanzamiento.