Tal y como estaba previsto, Samsung ha presentado hoy su buque insignia en forma de smartphone para este 2019, el Galaxy S10 y sus dos variantes, el S10+ y el S10e.

Lo filtrado hace unas semanas se ha terminado cumpliendo prácticamente al dedillo, por lo que la atención se centraba más en verlo en funcionamiento y las mejoras en cuanto a software que han implementado los surcoreanos con respecto al Galaxy 9.

Samsung Galaxy S10

Estamos ante un terminal con una pantalla Dynamic AMOLED de 6,1 pulgadas, una resolución de 3040 x 1440 píxeles (550ppp), compatible con la tecnología HDR+ y protección Corning Gorilla Glass 6.

En su interior encontramos un procesador Exynos 9820 de 8 nanómetros, o bien un Snapdragon 855, dependiendo del mercado, acompañado de 6 u 8 GB de memoria RAM y un almacenamiento interno que irá desde los 128GB hasta los 512GB.

Aunque cuenta con sistema de reconocimiento facial para el desbloqueo del terminal, también viene equipado con un lector de huellas debajo de la pantalla, al igual que el también presentado hoy Xiaomi Mi 9.

La batería es de 3.400 mAh y es compatible con el sistema de carga rápida inalámbrica 2.0 de Samsung.

Su cámara principal está compuesta por 3 sensores, uno de 12 megapíxeles (f/2.4), un telefoto de 12 megapíxeles (f/1.5) y otro ultra panorámico con apertura f/2.2. La delantería es de 10 megapíxeles con apertura f/1.9.

El Samsung Galaxy S10  se pondrá a la venta el próximo 8 de marzo desde 909€ en su versión 8GB/128GB, mientras que la de 8GB/512GB se va hasta los 1.159€.

Samsung Galaxy S10+

El Galaxy S10+ lleva su pantalla hasta las 6,3 pulgadas manteniendo la resolución y el procesador, aunque en cuanto a memoria RAM habría posibilidad de adquirirlo con 12GB. En cuanto a la memoria de almacenamiento, en este modelo sube hasta 1TB nada más y nada menos.

Su batería sube hasta los 4.100mAh, y mientras que la cámara principal sería igual que el modelo base, la frontal contaría con dos sensores, uno igual que el del S10, pero al que le acompañaría otro de 8 megapíxeles con apertura f/2.2.

El Samsung Galaxy S10+ se pondrá a la venta el próximo 8 de marzo desde 1.009€ en su versión 8GB/128GB, mientras que la de 8GB/512GB se va hasta los 1.259€.

Samsung Galaxy S10e

El Galaxy S10e, por su parte, cuenta con una pantalla de 5.8 pulgadas con una resolución de 2.280 x 1080 píxeles (438ppp) y protección Gorilla Glass 5.

Lleva el mismo procesador que sus hermanos mayores y la misma RAM que el modelo base, pero en cuanto a almacenamiento solo nos podemos decantar por 128GB o 256GB.

También sufre recorte en su batería, que baja hasta los 3.100mAh, además de  y no tendría lector de huellas bajo la pantalla, sino que estaría colocado en un lateral.

Su cámara principal estaría compuesta por dos sensores, uno de 12 megapíxeles con apertura f/1.5 y estabilización óptica y un ultrapanorámimo de 16 megapíxeles con apertura f/2.2. La frontal sería la misma que la del S10.

Otra noticia de interés de Unpacked de hoy es que Bixby, el asistente virtual de Samsung, ya habla español.