El Gobierno de Estados Unidos ha incluido a Huawei en la lista negra de su Departamento de Comercio por un supuesto riesgo para la seguridad nacional . Esto significa, a grandes rasgos, que ninguna compañía americana puede hacer negocios con ella sin previa aprobación del ejecutivo. Además, claro está, de prohibir la venta de sus productos en el país dirigido por Donald Trump.

Google tal y como adelantó en exclusiva Reuters y ha terminado confirmando los de Mountain View, ya ha movido ficha y ha roto relaciones con la compañía china.

Esto quiere decir que Huawei no podrá seguir utilizando la versión de Android firmada por Google (si la de código abierto), ni ninguno de sus servicios, como Google Play, Gmail, Google Maps y demás servicios de la compañía.

No afectará a dispositivos actuales

Eso si, esta medida será aplicable a futuros terminales, ya que Google ha afirmado que, por lo menos servicios como Google Play y las medidas de seguridad de Google Play Protect seguirán funcionando en los actuales dispositivos de Huawei.

Huawei, ¿y ahora, qué?

La compañía dirigida por Ren Zhengfei tendrá que crear su propio fork de Android a través de la versión de código abierto, así como su propia tienda de aplicaciones, con todo lo que ello conlleva, tal y como hacen en China. Los usuarios podrían instalar las aplicaciones de Google por su cuenta, eso si.

Por lo pronto, han querido tranquilizar a los actuales poseedores de sus teléfonos afirmando que seguirán recibiendo actualizaciones de seguridad y soporte.

Todo un mazazo para Huawei, así como para su filial Honor, de seguir el veto a medio/largo plazo.

Comentarios: