Thrustmaster ha presentado un nuevo volante para juegos de conducción, en esta ocasión exclusivo para PS4 aprovechando el próximo lanzamiento de Gran Turismo Sport, bajo el nombre de T-GT.

El volante, creado en estrecha colaboración con Polyphony Digital, se basa en tres aspectos fundamentales:

  1. La motorización adaptada de la Servo base al T-GT
  2. Una exclusiva de Gran Turismo Sport: T-DFB
  3. El volante del T-GT

Motorización adaptada de la Servo base al T-GT

Desde el principio, Thrustmaster tuvo muy claro que cualquier información es crucial a la hora de reproducir de forma precisa todas las sensaciones que proporciona el juego para experimentar una sensación realista al volante, especialmente de forma intensiva durante largas sesiones compitiendo.

Linealidad T-LIN Force Feedback

El punto de ajuste de potencia del volante tiene una precisión del 100%, al igual que su proporción, que da como resultado una respuesta lineal perfectamente ajustada a los comandos del Force Feedback del juego.

El ajuste del T-GT proporciona indicaciones extremadamente precisas al conductor: en absoluto existe una sobre compensación o infra compensación. El resultado es una sensación de fuerza increíblemente real.

El rendimiento del coche, así como las condiciones del asfalto se reproducen como son en el circuito real – de forma instantánea, junto con todos los demás detalles del juego- durante largas horas compitiendo al volante. Esto mejora la habilidad del conductor a la hora de anticiparse a lo que viene a continuación, para así poder mejorar el rendimiento, batir récords y ganar carreras.

Motor sin escobillas personalizado T-40VE

La necesidad de la linealidad realista lleva la potencia del motor a otro nivel. Por esta razón, el motor combina velocidad, respuesta inmediata, y una intensa torsión, de forma constante, sin importar el tiempo que se haya estado compitiendo o cuántas horas se haya usado el volante.

El volante proporciona un Force Feedback más refinado y una fuerza de parada – para, de este modo, permitir mayor número de efectos simultáneos- que no eran posibles en versiones anteriores. Así, el volante puede soportar picos de potencia considerables sin necesidad de disminuir la potencia resultante.

El motor T-40VE diseñado, desarrollado y fabricado por los equipos de desarrollo de Thrustmaster – da respuesta a estas necesidades gracias a la tecnología T-MCE (Motor-Cooling-Embedded – pendiente de patente), que gestiona de forma eficiente, y como nunca antes, la disipación y la transmisión de calor. El T-40VE incorpora este sistema de refrigeración en el mismo corazón del motor, en un espacio encajado y constreñido.

Esta combinación garantiza una precisión constante en cuanto al rendimiento del T-GT y a los efectos durante las sesiones de juego, permitiendo al conductor experimentar toda la compleja gama de sensaciones.

Este motor, así como el innovador Sistema de refrigeración – en combinación con el algoritmo optimizado T-F.O.C. (Field Oriented Control) con sensores Hall effect (otra de las tecnologías patentadas por Thrustmaster) – tiene la ventaja de hacer sentir instantáneamente la posición del volante con una precisión inigualable.

El volante optimiza de forma dinámica la respuesta a intensos esfuerzos de torsión con velocidad extremadamente rápida, activando y evitando cualquier pérdida de potencia.

T-DFB

Con el mismo objetivo de proporcionar, si cabe, sensaciones más genuinas al volante, T-DFB (Depth Feedback) – una importante novedad – nos introduce en una nueva dimensión en relación al Force Feedback.

Como complemento al Force Feedback estándar, este Sistema único y completamente innovador incorpora una nueva gama de efectos que incluyen adherencia de la llanta (agarre o deslizamiento) en subviraje o sobreviraje, transferencia de masa, texturas e irregularidades del asfalto, y suspensión, así como otros parámetros específicos de cada vehículo o circuito.

Este sistema único, es exclusivo de Gran Turismo Sport. Polyphony Digital ha codificado todos estos parámetros y ha incorporado esta información nueva al Sistema T-DFB, para proporcionar un nivel de profundidad de sensaciones en la columna de dirección que no había sido posible hasta ahora.

De este modo, estos dos mundos diferentes – simulación de carreras y los circuitos reales- se acercan más que nunca. El T-GT es un “simulador real” en su sentido más auténtico.

El volante T-GT

Añadido a estas sensaciones específicas y demás sensaciones generales, y para crear el volante más realista posible, el T-GT ahora permite a los conductores mayor sensibilidad a la hora de programar los ajustes del coche durante una carrera, sin tener que perder una preciada milésima de segundo.

  • 4 selectores rotativos, para un control directo de 4 configuraciones clave: balanceo de freno, control de sistemas anti deslizamiento, asignación de la distribución de la torsión, y mapa de inyección de la gasolina.
  • 25 botones de activación posibles: un número nunca visto para PS4™.
  • 2 mini sticks personalizables: para una navegación más rápida por los menús, en modo foto, y más….o para vistas del interior de la cabina y visión periférica.
  • Cuero especialmente seleccionado en función de su grano: se optó por seleccionar una textura suave, dentro de los tipos y texturas de cuero disponibles. Las costuras se han diseñado para que sean lo más discretas posibles para el conductor. El patrón de costura del cuero y su ubicación en el volante – se evitan costuras en la zona de reposo del pulgar- dice mucho acerca del confort.

El Thrustmaster T-GT se pondrá a la venta a la par que Gran Turismo Sport a finales de año a un precio de, agárrense los cinturones, 799,99€.

El T-GT consta de T-GT Servo Base, el volante desmontable T-GT, alimentación T-TURBO toroidal personalizada, y un set de 3 pedales metálicos T3PGT.

The following two tabs change content below.

Javier Domínguez

Administrador y Editor General at Dekazeta
Videojuegos, informática, internet, telefonía y demás temas relacionados con la tecnología ツ