Sony lleva unos años en los que ha ido perdiendo progresivamente protagonismo en el mercado de la telefonía móvil no por lanzar malos terminales, pero si por estancarse frente a una competencia que no para de avanzar desde varios frentes.

En este Mobile World Congress 2018 se han plantado con un nuevo teléfono que, si bien en apariencia conserva la linea de los Xperia de los últimos años, esconde razones para creer que puede ser una buena alternativa.

Xperia XZ2

El Xperia XZ2 tiene una pantalla Triluminos HDR de 5.7 pulgadas con una resolución de 1080 x 2160 píxeles y tecnología que mejora el contaste de forma dinámica.

En su interior lleva un procesador Qualcomm Snapdragon 845, 4GB de memoria RAM y 64GB de almacenamiento interno que podemos ampliar vía tarjeta microSDXC de hasta 400GB.

La cámara principal es de 19 megapíxeles (f1/2.3) capaz de grabar vídeo 4K en HDR, a cámara lenta a 960fps y con tecnología de enfoque predictivo. La frontal es de 5 megapíxeles.

Su batería es de 3180mAh y cuenta con el sistema de carga rápida 3.0 de Qualcomm y tecnología de carga inalámbrica (Qi).

Es resistente al agua y al polvo, tal y como indica su certificación IP68, lector de huellas dactilares en su parte trasera central, altavoces estéreo y un nuevo motor háptico que siempre está activo.

Se pondrá a la venta el 6 de abril por 799€.

Xperia XZ2 Compact

Junto al modelo normal, Sony lanzará al mercado una versión “Compact” del XZ2, prácticamente similar en cuanto a características salvo por tener una parte trasera de plástico, un tamaño menor (5.0 pulgadas),  batería más pequeña (2870mAh) y prescindir de la carga inalámbrica y el motor háptico.

Se pondrá a la venta el 6 de abril por 599€.

Vía web oficial.