Según apuntan fuentes de Kotaku, cuya información suele ser bastante fiable, Google estaría preparando una plataforma de juegos para hacer frente a Sony, Microsoft y Nintendo.

Triple enfoque: Hardware, plataforma de transmisión y desarrolladores

No tienen muchos detalles por el momento, pero si hablan de un triple enfoque. Por un lado, su propio hardware, por otro, algún tipo de plataforma de transmisión, y por último, el reclutamiento de desarrolladores para sus propios juegos o bien la adquisición de algún que otro estudio.

Google lleva años queriendo meterse de lleno en el mundo de los videojuegos bastante tiempo, más allá de la tienda de juegos de Android.

De hecho, recordemos que hace unos años estuvo a punto de hacerse con Twitch, que finalmente se quedó Amazon, y que durante años se especuló con que lanzarían su propia consola basada en Android al estilo del Fire TV, algo que no llegó a suceder.

Niantic, que hasta 2015 era una empresa que pertenecía a Google, cosechó en 2016 uno de los mayores éxitos de la última década con Pokémon Go.

Yeti, el nombre en clave de la plataforma de Google

Parece que estos coqueteos con el mundo de los videojuegos se ha intensificado en los últimos meses. De hecho en marzo, representantes de Google acudieron a la Game Developers Conference para reunirse con varias compañías importantes del mercado para medir el interés en su plataforma, que parece que tiene como nombre en clave Yeti.

Un movimiento similar realizaron hace unas semanas en Los Ángeles durante la celebración de E3, ya no solo para “vender” su plataforma, sino para palpar la posibilidad de hacerse con algún estudio.

¿Jugar vía streaming es el futuro?

Hay dudas en torno a si el hardware que estaría preparando Google sería de bajo costo, dejando el trabajo duro a “la nube”, recibiendo el juego vía streaming al estilo de OnLive o Playstation Now, o bien se lanzarían a competir de tu a tu en cuanto a músculo con las próximas Playstation y Xbox.

Aunque el juego vía streaming no es algo que hoy por hoy pueda equipararse a tener el juego descargado, dado que no todo el mundo tiene conexiones de alta velocidad a internet y a la bajada gráfica debido a la compresión, las grandes compañías ven en esta forma de distribución el futuro de la industria, como hemos escuchado a gente de Microsoft, Ubisoft o Electronic Arts, además de ver como Sony ya tiene en marcha su propio servicio tras la compra de Gaikai en 2012, bautizándolo como Playstation Now.

Google parece que va en serio

Habrá que ver si la apuesta de Google se confirma definitivamente y tenemos un nuevo jugador en escena, algo que lógicamente nos beneficiaría a todos.

Recordemos que en enero anunciaron la contratación de Phil Harrison, que trabajó en su día para Sony y Microsoft. Además, en estos meses han ido contratando a desarrolladores de Electronic Arts y Sony, entre otras compañías, por lo que parece que algo se traen entre manos.

En los próximos meses veremos en que queda la apuesta de los de Mountain View y el impacto que tiene en la industria.