La maquinaria de Xiaomi no descansa. Si hace unos días presentaba el Black Shark Helo, ahora ha hecho lo propio con el cacareado Mi Mix 3.

La tercera versión de uno de los terminales pioneros en ofrecer una pantalla prácticamente sin marcos vuelve a la carga sin notch y con un sistema de cámaras frontales desplegables.

Estamos ante un teléfono con una pantalla AMOLED de 6,39 pulgadas con un ratio de aspecto de 19.5:9, resolución FullHD+ y un brillo de 600 nits.

En su interior encontramos un procesador Snapdragon 845 de ocho núcleos con 6GB o 10 GB de memoria RAM y 128GB o 256GB de memoria de almacenamiento interna.

En cuanto a las cámaras, la principal está compuesta por dos sensores de 12 megapíxeles, un Sony IMX 363 con apertura f/1.8 y Samsung S5K3M3 con apertura F:2.4. La frontal también cuenta con dos sensores, un  Sony IMX 576 de 24 megapíxeles y otro de 2. La IA tendrá su importancia a la hora de elegir la mejor toma según las condiciones de iluminación y demás.

Su batería es de 3.200mAh, con tecnología de carga rápida e inalámbrica a 10W. El lector de huellas está en la parte trasera del teléfono, no debajo de la pantalla.

Precio y disponibilidad

Por ahora solo disponible para el mercado chino, el modelo de 8GB/128GB se pone a la venta por unos 455€ al cambio, mientras que el de 8GB/256GB lo hará por unos 505€.

La edición limitada con 10GB de RAM y 256GB de memora interna tendrá un precio de unos 630€ al cambio y tendrá, además, ciertos acabados en oro.

En España el Xiaomi Mi Mix 2 puede ser nuestro por 310€.

Vía The Verge.

Comentarios: