Microsoft está trabajando en la primera gran actualización del dashboard de Xbox One para este 2018 que estamos estrenando todavía, pero eso no quita que lance alguna pequeña antes de eso si la situación lo requiere, como es el caso.

Mejora y soluciona problemas con el WiFi

Y es que los de Redmond han lanzado una nueva actualización con un objetivo claro, mejorar y solucionar problemas en la conectividad WiFi, tanto en Xbox One S como en Xbox One X.

Entre otras cosas, algunos usuarios que cuando estaban en charlas grupales experimentaban pérdidas en la calidad del sonido o micro-cortes verán que esto ya no les pasa.

Otro error solucionado es el de la desconexión repentina de la red inalámbrica que sufrían algunos usuarios.

También se ha corregido un problema por el cual algunas redes inalámbricas eran omitidas por la consola, por muy cerca que estuvieran o muy buena señal que tuviesen.

Otros bugs corregidos

Además, han aprovechado para solucionar algún que otro bug en otras secciones, como en la tienda, donde en algunas ocasiones no podíamos volver atrás pulsando el botón B, o en el sistema de control parental, que hacía que las restricciones a las cuentas de menores también afectaran a la principal.

Vía WindowsCentral.