Spider-Man

Uno de los culebrones de este verano fue la ruptura entre Marvel y Sony por los derechos de Spider-Man, una licencia que desde que la primera se la cediese a la segunda antes de que todo el MCU echase a andar ha estado fuera de juego.

Marvel y Sony acordaron en 2015 que la primera pasaría a producir las nuevas películas del super-héroe arácnido, además de empezar a aparecer en las películas del MCU. Las primeras películas de Spider-Man con el sello de Marvel Studios fueron Spider-Man: Homecoming y Spider-Man: Lejos de Casa.

Este acuerdo le reportaba a Sony el 95% de lo generado en taquilla, mientras que Marvel se quedaba con el 5%. Pero esta última creyó que el trato no era del todo justo y le pidió a la compañía japonesa pasar a percibir el 30% de lo recaudado, a lo que esta se negó en rotundo, saltando todo por los aires de tal forma que se dijo que Sony produciría las nuevas películas de Spider-Man por su cuenta, como ya hizo años atrás.

Pero parece que, después de la tormenta llegó la calma, con la llegada del fresquete se les bajó el humo y el orgullo a ambos, se sentaron a negociar y ha dado como resultado el anuncio de que una nueva película de Spider-Man protagonizada por Tom Holland se estrenará el 16 de julio de 2021.

Aunque por ahora se desconocen cifras oficiales, parece que el nuevo acuerdo hará que Marvel pase a embolsarse el 25% de las ganancias en taquilla.

Vía Variety.

Comentarios: