Stealth 700

Turtle Beach es una de las compañías más populares dentro del mundo gaming por llevar años creando auriculares y headsets para PC y consolas.

Uno de sus últimos lanzamientos han sido los Stealth 700 para Xbox One (y PC), que de primeras llaman la atención por ser los primeros en ser inalámbricos al 100%, ya que no necesitan ni el cable que iría del headset al mando para poder usar el micro.

Inalámbricos al 100%

La conexión con Xbox One no puede ser más sencilla, ya que se realiza vía Bluetooth igual que con los pads, pulsando el botón de sincronizar tanto en el auricular como en la consola.

Una vez hecho esto, cada vez que encendamos los auriculares la consola los reconocerá automáticamente, avisándonos en pantalla, y ya empezaremos a escuchar todo por ellos y pudiendo usar el micro con tan solo bajarlo, sin ningún cable de por medio.

Cualquiera que haya usado otros headsets en Xbox One valorará, y mucho, el no tener ese molesto cable que va del headset al pad para poder usarlos. Comodidad y usabilidad.

Calidad de sonido

Los Stealth 700 cuentan con unos grandes y potentes altavoces de 50mm que nos ofrecen unos agudos cristalinos y unos intensos bajos con un sonido envolvente virtual gracias a la compatibilidad con los sistemas Windows Sonic y Dolby Atmos.

Esto se traduce en una experiencia de lo más gratificante cuando estamos jugando o viendo una película, ya que sentiremos en todo momento desde donde nos viene cada sonido, por muy sutil que sea.

Y es que cuando esto último es de vital importancia, como en juegos multijugador, la tecnología Superhuman Hearing con las que cuentan los auriculares nos echará un cable ya que escucharemos todos esos sonidos suaves y casi imperceptibles, como los pasos de enemigos a nuestro alrededor, recargas de armas o el sonido lejano de un vehículo que se acerca, por ejemplo.

El headset también cuenta con una opción de cancelación de ruido que, una vez pulsamos su botón, elimina todo sonido externo para que solo escuchemos el juego y el chat con nuestros compañeros, y que funciona verdaderamente bien si queremos la máxima inmersión.

Micrófono

Los Stealth 700 cuentan, como todos los auriculares de Turtle Beach, con un micrófono de alta sensibilidad que capta y transmite nuestra voz de forma clara a nuestros interlocutores.

Además, nos escucharemos a nosotros mismos mientras hablamos, algo de agradecer ya no solo porque la sensación es más realista y cómoda, sino porque nuestros compañeros no tendrán que “sufrir” nuestras voces al no saber si se nos oye más bajo de la cuenta o no.

Además, no tendremos la desagradable sensación de no escucharnos o de gritar a nuestros compañeros, ya que

El micro está perfectamente integrado en los auriculares, y no es necesario estar desmontándolo y montándolo según vayamos a usarlo o no.

Situado sobre el auricular izquierdo, es abatible, de forma que cuando lo queramos usar simplemente tenemos que girarlos hacia afuera y cuando queramos silenciarlo o no usarlo devolverlo a su posición original integrada en el headset.

Justo al lado del micros se encuentran varios controles, entre ellos los del volumen general y el del chat de voz, de forma independiente. Esto nos permite subir o bajar cada uno de ellos cómodamente para adaptarlo a nuestro gusto o necesidades.

Aun así, la tecnología Dynamic Chat Boost hará que automáticamente el volumen del chat suba si el sonido del juego se vuelve más ruidoso de la cuenta, para no perder la comunicación ni en los momentos de máxima tensión.

Personalización del sonido

Podremos personalizar el sonido de los Stealth 700 a través de sus cuatro ajustes predeterminados, que incluye el normal que podemos editar a nuestro antojo, el potenciador de bajos, el potenciador de gravez y el potenciador de voz.

Todos estos ajustes los podemos hacer cómodamente desde la aplicación Audio Hub, disponible para Windows, Mac, iOS y Android.

La versión para PC, además, es a través de la cual actualizamos el firmware de los auriculares, algo de vital importancia, como veremos un poco más abajo.

Desde la versión para smartphones podemos activar o desactivar cómodamente la cancelación de ruido activa, el monitor de micrófono o el Dynamic Chat Boost, además de cambiar entre los ajustes predeterminados o editar los tonos del personalizado.

En este sentido Turtle Beach encuentra el equilibrio perfecto entre posibilidades de personalización y el no volver loco al usuario con decenas de ajustes diferentes para obtener un sonido de calidad.

Los Stealth 700 suenan bien de serie, estos ajustes simplemente nos ayudarán a ajustar este sonido algo más a nuestros gustos y necesidades, pero sin tener que perder mucho tiempo con ello.

Comodidad incluso con gafas

Más allá de la comodidad que supone el que no tenga ningún tipo de cable, los Stealth 700 se sienten muy bien una vez nos lo ponemos en la cabeza sobre nuestras orejas.

Los que usan gafas para jugar, como es mi caso, agradecerán las almohadillas con suave acolchado en la zona donde se sitúan las gafas, ya que alivian la presión y por tanto hace que no nos resulte incómodo usar el headset durante horas.

La importancia de tener un buen soporte

Cuando compramos un producto de una compañía del prestigio de Turtle Beach no solo nos estamos haciendo con el periférico en si, sino también con la tranquilidad de que si algo sale mal tendremos un soporte de calidad que responderá ante ello.

Aunque no suele ser lo habitual, con los Stealth 700 la compañía se encontró con un grave problemas post-lanzamiento, y es que muchos usuarios sufrían cortes constantes en el sonido, desconexiones con la consola, distorsión del audio y demás.

Turtle Beach respondió rápidamente ante este problema con una actualización de firmware que puso fin a esta mala experiencia inicial y desde entonces ha permitido a sus usuarios disfrutar de ellos como si nada.

Ninguna compañía, como ninguna persona, está exenta de tener algún problema o cometer algún tipo de error. La diferencia entre una buena y una mala es la respuesta que se tiene ante eso. Aunque ya lo sabíamos, tras este incidente tenemos la confirmación de que Turtle Beach pertenece al primer grupo.

Conclusiones

Los Stealth 700 de Turtle Beach son, hoy por hoy, los auriculares más recomendables para los usuarios de Xbox One.

Una gran calidad de sonido, con diferencias opciones de personalización para ajustar su uso a diferentes situaciones, el hecho de ser completamente inalámbrico incluso al usar el chat de voz, su gran batería de 10 horas y su precio, lo convierten en un producto completamente recomendable.

Los Stealth 700 de Turtle Beach pueden ser nuestros por 149,99€.