A la hora de jugar, ya sea con una consola, un PC, un teléfono o una tablet, el hacerlo con unos auriculares nos sumerge de lleno en la atmósfera del título en cuestión, alejándonos de las distracciones del entorno y acercando a nosotros todos los sonidos, no solo los más fuertes, algo esencial si queremos disfrutar de la experiencia al 100%.

De auriculares gaming sabe bastante Turtle Beach, que llevan años creando headsets de todo tipo, tanto para los que buscan un sonido profesional de alto nivel como los que buscan algo económico pero que le de un buen rendimiento, pasando por soluciones intermedias.

Impresiones de los Stealth 300 de Turtle Beach

Recientemente la compañía ha sacado al mercado los Stealth 300, un headset con versiones para PS4 y Xbox One (que también son usables con Switch o cualquier dispositivo con entrada jack de 3.5mm), que podríamos situar dentro de la gama media de este tipo de auriculares.

Nosotros hemos estado usando durante unas semanas la versión para Xbox One, que son prácticamente idénticos a los que han lanzado para PS4 salvo por los motivos verdes en vez de azules y por contar con sonido envolvente gracias a la tecnología Windows Sonic.

Diseño y comodidad

Lo primero que llama la atención es su diseño, muy en la línea de los Stealth 700. Una diadema reforzada de metal que le da consistencia al cuerpo, recubierto en su parte superior de un plástico resistente que en su zona de abajo incorpora una almohadilla acolchada que se adapta a nuestra cabeza de forma que su uso sea cómodo incluso en largas sesiones de juego.

A esto ayuda también su poco peso y las dos grandes almohadillas acolchadas transpirables que recubren cada auricular, cuya altura y presión podemos gestionar por separado para adaptar el headset perfectamente a nuestra cabeza.

Incluso los que usen gafas mientras juegan, como es mi caso, no tendrán problemas de incomodidad ya que, como en otros de los últimos auriculares de la marca, utilizan la tecnología ProSpecs con un acolchado especial más suave en la zona donde reposan las patillas de las gafas, de forma que no ejerzan tanta presión y no nos aprieten mientras los estamos utilizando. Y se nota. Yo he pasado varias horas seguidas jugando con ellos sin molestia alguna por este motivo.

Micrófono y controles

En la parte exterior del auricular izquierdo es donde está situado el micrófono, que gracias a su tecnología de alta sensibilidad, nuestros compañeros en juegos multijugador nos escucharán de una forma alta y clara, como hemos podido confirmar en estas semanas.

El uso del micro es bastante natural, gracias a que escucharemos nuestra propia voz mientras hablamos, de forma que no gritaremos más de la cuenta al no ser conscientes de cuan alto lo estamos haciendo y no nos sentiremos raros e incómodos cuando eso pasa con otros auriculares (aunque afortunadamente cada vez son los menos).

El micrófono es abatible, de forma que si estamos hablando y queremos silenciarlo basta con que lo subamos a su posición inicial, donde queda perfectamente recogido como parte del cuerpo del headset, sin necesidad de pulsar ningún botón. De la misma forma podemos volver a hablar extendiéndolo, de forma fácil y rápida.

Sonido

Justo debajo del micrófono encontraremos dos botones, uno para encender o apagar el auricular y el otro para cambiar entre los 4 modos de sonido diferentes que tiene:

  • Sonido original característico
  • Amplificación de bajos
  • Amplificación de bajos y agudos
  • Amplificación de agudos

Cada vez que pulsamos una vez este botón emitirá de uno a cuatro pitidos, en función del modo que acabamos de activar.

Dependiendo de los gustos y del juego al que estemos jugando puede venir bien uno u otro, según el sonido que queramos potenciar en función de los otros. Como se hace de forma rápida podemos ir cambiando sobre la marcha hasta encontrar el que mejor se ajusta a cada momento.

Justo al lado de estos botones encontraremos dos ruedecillas, una que nos permite controlar el volumen general del sonido y la otra el del micrófono.

Hablando del sonido en si, cada auricular cuenta con un altavoz de 50mm que ofrece unos bajos potentes y unos agudos bastante claros que, unido a la tecnología de sonido envolvente Windows Sonic y la compatibilidad con Dolby Atmos, por lo que la experiencia auditiva es bastante satisfactoria en todos los sentidos.

En shooters, por ejemplo, un género donde no solo nos encontramos ante situaciones sonoras de todo tipo, sino que la importancia de la procedencia de la mayoría de ellas es crucial a la hora de nuestra supervivencia, se agradece no solo que el sonido sea potente, sino que podamos detectar también los matices y de donde vienen esos disparos o el sonido de esa explosión.

Todo ello mientras que hablamos con nuestros compañeros de equipo. El equilibrio en este sentido es clave, y los Stealth 300 cumplen a la perfección.

También es toda una experiencia el jugar a juegos de sigilo, donde si ya de por si el hecho de hacerlo con auriculares nos sumerge en su atmósfera, el percibir todos los matices sonoros que cuidadosamente suelen tratar estos títulos hará que los disfrutemos (o suframos :P) mucho más.

Los auriculares cuentan con una batería recargable para amplificar el sonido que nos da para unas 40 horas de juego, más que suficiente para no tener que preocuparnos. Eso si, aquí deberían de incluir algún tipo de led que nos indique el nivel de batería, ya que solo sabremos como anda cuando le queden minutos, y nos puede dejar fuera de juego si llevamos tiempo sin cargarlo.

Conclusiones

Los Stealth 300 son una apuesta segura para los que buscan un sonido de calidad mientras juegan pero no quieren lanzarse a por propuestas superiores, como los Stealth 700 o los próximos Elite Pro 2, que ya se van por encima de los 100€.

Suenan realmente bien, tanto en términos de potencia como por los matices y el sonido envolvente, son cómodos para usarlos durante horas incluso con gafas y los compañeros nos escuchan alto y claro.

El precio de los Stealth 300 es de 79,99€ en los diseños para PS4 y Xbox One. Ambos se pueden utilizar con Switch, o cualquier otro dispositivo con salida de sonido jack de 3,5mm, sin problemas.