Cuando a finales del mes de noviembre de 2016 Nintendo sacó al mercado la NES Classic Mini ni los más optimistas dentro de la compañía japonesa podían imaginar el éxito que se les venía encima.

No dieron a basto con la producción, y era casi imposible encontrar una al precio oficial, con lo que los especuladores hicieron su agosto durante esas navidades vendiendo unidades por hasta 5 veces más de lo que costaba oficialmente, que eran 60€.

Bien porque ya tenían en la cabeza la SNES Mini para finales de 2017 o porque no querían producir más de las que habían previsto en su momento, lo cierto es que pese a la alta demanda (existente incluso hoy día) decidieron descatalogar la consola en abril, medio año después de estar a la venta.

Alternativas no oficiales

Así pues, nos encontramos ante un escenario en el que Nintendo “creó” una necesidad y no fue capaz o no quiso satisfacerla a todo aquel que se la provocó, por lo que empezaron a salir de debajo de las piedras alternativas no oficiales más o menos acertadas.

Una de ellas es esta miniconsola que incluso recuerda en su diseño a la NES, que incluye dos mandos y 620 juegos preinstalados por 14.1€ si utilizamos el cupón “CYJNMV” antes del 31 de marzo.

La única diferencia con el pad original salta a la vista, estos cuentan con 4 botones de acción en vez de los 2 originales, lo que nos facilitará la interacción con muchos de los juegos incluidos en el pack.

Juegos incluídos

Aquí la lista completa de los 620 juegos que vienen preinstalados en la consola: