Tal y como estaba previsto, hoy Samsung ha presentado en sociedad su smartphone bandera para este año, bajo el previsible nombre de Samsung Galaxy S8.

Aunque ya se había filtrado prácticamente todo en cuanto al terminal, ya podemos tener la certeza de como será de forma oficial.

Samsung Galaxy S8

Estamos ante con teléfono con una pantalla Super AMOLED de 5,8 pulgadas (6,2″ en el caso del modelo S8+) y una resolución de 2.960 x 1440 píxeles (529 ppp), con un diseño en la que la mayoría del frontal sería pantalla, en la línea del LG G6, con un ratio de aspecto de 18.5:9, sin el logo de Samsung en la parte superior ni tecla en la parte inferior, con esquinas redondeadas y pantalla ligeramente curvada.

En su interior encontraríamos o el chip Exynos 8895 (10 nm, 64 bits), con 4GB de memoria RAM LPDDR4, memoria interna de 64GB con la posibilidad de ampliarlo vía microSD, una cámara principal de 12 megapíxeles, una frontal de 8, sensor de huella dactilar y escáner de iris.

En cuanto a la batería, el modelo normal tendría una de 3.000 mAh, mientras que el modelo Plus equiparía una de 3.500 mAh, que se cargan a través de un conector USB-C. Sigue teniendo jack 3.5 mm para auriculares.

Estarán disponibles en tres colores (Black Sky. Orchid Grey y Arctic Silver), con un precio de 809€ para el modelo normal y 909€ para el S8+, a partir del 21 de abril. Ya se puede reservar.

Bixby

Al Galaxy S8 le acompañará Bixby, el asistente virtual por voz de Samsung, al que le podremos pedir, según la compañía koreana, “cualquier cosa”. Desde modificar ajustes del sistema, hasta pedir que nos identifique algo a través de una foto, mostrando toda la información posible sobre él.

Eso si, de inicio solo estará disponible en inglés.

El Samsung Galaxy S8 ya puede ser nuestro desde 809€ como precio oficial, aunque en otras tiendas lo podemos encontrar desde mucho menos.

Aquí un vistazo al Samsung Galaxy S8, en vídeo: