Razer

En esta lucha que estamos librando gran parte de la sociedad mundial contra el COVID-19, todos podemos poner nuestro granito de arena, en mayor o menor medida, para que esto termine lo más pronto posible y así evitar consecuencias mayores de las que ya estamos sufriendo a todos los niveles.

Las personas, como ciudadanos que somos, debemos seguir a rajatabla las indicaciones que nos dan las autoridades competentes y ayudar en la medida de lo posible tanto a los que tenemos cerca como a los que tenemos lejos de todas y cada una de las formas que estén a nuestro alcance, siempre respetando a los que nos rodean.

Las empresas también tienen mucho que decir en esto, tanto a la hora de velar por la seguridad e intereses de sus trabajadores como la de arrimar el hombro con la causa común en la medida de sus posibilidades.

Ejemplos estamos viendo muchos estos días. Razer, una de las compañías más grandes y populares del mundo del gaming, ha anunciado, de boca de su CEO, Min-Liang Tan, que está fabricando mascarillas para donarlas a los países más afectados por el COVID-19.

Están reconvirtiendo varias de sus líneas de producción para crear, por lo pronto, 1 millón de máscarillas quirúrjicas. Las primeras las recibirán en Singapur, donde Razer tiene su sede, pero ya están en contacto con gobiernos y autoridades sanitarias de otros países para donarles las que puedan.