Intel ha presentado por todo lo alto sus procesadores de novena generación para equipos de sobremesa, que incluye actualizaciones para los Core i5 e i7, además de la llegada de los nuevos Core i9.

Además de estos, se presentaron también los nuevos procesadores Intel Core serie X (7 modelos, uno basado en el i7 y los demás en el i9) y el procesador Intel Xeon W-3175X.

 Intel Core i9-9900K, en lo más alto para el gaming

De todo lo presentado, lo que se lleva la palma, lógicamente, es el nuevo Core i9-9900K, que está llamado a ser la referencia en el mundo gaming de PC a partir de ahora, con hasta 8 núcleos y 16 subprocesos, hasta 5.0 GHz de frecuencia turbo en un único núcleo y una Intel Smart Caché de 16MB.

También incluyen unas SKU “K” desbloqueadas a cada nivel de marca y hasta 40 carriles PCIe 3.0, lo que permite ampliar los ordenadores para gaming o creación de contenidos, además del overclocking.

La tasa de frames por segundo se dispara

Toda esta tecnología permite disfrutar de juegos a más de 200 frames por segundos en algunos casos como PlayerUnknown’s Battleground, Fortnite o Rainbow Six Siege, por poner algunos ejemplos entre los títulos más populares.

De media, los juegos corren hasta un 10% de frames por segundo más rápido que la generación anterior, hasta un 37% si se le compara con un PC de hace unos 3 años.

Rendimiento más allá del gaming

Pero lógicamente no solo el mundo del gaming le sacará partido a toda esta potencia. Los editores de vídeo verán como tendrán un 34% de más velocidad en la edición de vídeo utilizando Adobe Premier en comparación con la generación anterior, disparándose la diferencia hasta un 97% si lo ponemos frente a un PC de hace tres años.

El sistema en general mejorará su rendimiento hasta un 15% comparado con los de octava generación, hasta un 40% frente a los PCs de hace tres años, permitiendo además el overclocking vía Intel Extreme Tuning Utility que además aprovecha la capacidad térmica extra con la soldadura STIM.

Para ofrecer este potencial el procesador viene en el nuevo chipset Intel Z390, que incluyeUSB 3.1 de segunda generación y Wireless-AC (soporte para Wi-Fi Gigabit), además de ser compatibles con las placas con chipset de la serie 300.

Características técnicas

Aquí unas tablas con las características técnicas de cada uno de los procesadores presentados:

Más información en la web oficial de Intel.