Tal y como estaba previsto, id Software ha dado los primeros detalles del nuevo Doom desde la QuackeCon 2014 que se está celebrando estos días en Dallas (Texas, Estados Unidos).

Lo primero de todo, nada de Doom 4, es Doom a secas. Es un juego original, ni una continuación ni un remake del primero. Es una reimaginación del universo Doom partiendo de la base de los originales. Suponemos que algo parecido a lo que hicieron con Tomb Raider.

En la presentación que hicieron, de la que por ahora no hay imágenes o vídeos (que sepamos), se habló de las mecánicas de combate, de los demonios, de las armas (el personal parece que disfrutó mucho con la escopeta de dos cañones, como no podía ser de otra manera), de que la clave estará en la rapidez, en correr y disparar.

Según se pudo ver en la demo que mostraron no habrá regeneración espontánea de la vida, y habrá que tirar de botiquines, a la vieja usanza, como ha recuperado recientemente otro juego de la casa, Wolfenstein: The New Order.

El juego está siendo desarrollado sobre el motor idTech 6, e irá a 1080p y 60 frames por segundo. Por ahora nos tenemos que conformar con el teaser de hace unos días:

Doom por ahora no tiene fecha de lanzamiento, pero si tenemos la confirmación de que se lanzará para PS4, Xbox One y PC. Recordemos que tendrán acceso a la beta los compradores de Wolfenstein: The New Order.