El regreso de Nokia al mercado de la telefonía móvil no es cosa de un capricho pasajero de los dirigentes de la que fue el fabricante más grande no hace tantos años.

Si ya en febrero se plantaron en la Mobile World Congress con 3 nuevos terminales, hoy han presentado en sociedad a un cuarto integrante de esta nueva familia androide, el Nokia 8.

Nokia 8

Estamos ante un terminal fabricado sobre una pieza de aluminio pulido de serie 6000 con una pantalla IPS de 5,3 pulgadas con resolución 2560 x 1440 píxeles y protección Corning Gorilla Glass 5.

En su interior encontramos un procesador Qualcomm Snapdragon 835 de ocho núcleos y 4GB de memoria RAM LPPDDR4X.

En cuanto a memoria interna, el modelo azul brillante tiene 128GB, mientras que los otros tres (acero, azul y cobre templado) tienen 64GB. En todos los casos podremos usar una tarjeta microSD de hasta 256GB.

Su cámara principal cuenta con imagen doble y sensores monocromáticos y de color de 13 megapíxeles, además de una cámara frontal gran angular de 13 MP con detección de fase y enfoque automático. En todos los casos con ópticas ZEISS.

Con ellas es capaz de grabar vídeo a calidad 4K y, gracias al uso de la tecnología de audio OZO, capturar este en 360º a través de los 3 micrófonos y el modo enfoque de audio, que nos permite acentuar unos sonidos determinados y reducir el ambiental.

Su batería es de 3090mAh, mientras que la conectividad para el ordenador o carga es USB Tipo C 3.1

Viene de serie con Android Nougat 7.1.1 puro y prometen actualizaciones rápidas. Entre sus añadidos cuenta con el modo “Dualsight” que nos permite grabar o tomar fotos con la cámara trasera y delantera a la vez.

El Nokia 8, el más potente de la compañía hasta la fecha, se lanzará el mes que viene a un precio de 599€.

Más información en su web oficial.