No nos pilla por sorpresa, porque ya se estaba masticando desde hace unos meses, pero ya es oficial: Netflix ha vuelto a subir sus precios en España.

Lo hace en sus planes Estándar y Premium, dejando el básico tal y como estaba. El primero sube 1€ al mes, pasando de 10,99€ a 11,99€, mientras que el segundo salta de 13,99€ a 15,99€, una subida de 2€ mensuales con respecto a lo que veían pagando sus abonados desde la anterior subida en octubre de 2017. El básico sigue costando 7,99€ al mes.

Esta subida es ya efectiva para los que se quieran dar de alta por primera vez en el servicio, mientras que a los actuales suscriptores se les cobrará el nuevo precio en su próximo ciclo de facturación.

Desde la compañía justifican esta subida a las mejoras en la calidad del servicio y al aumento de la cantidad y calidad de los contenidos de la plataforma.

La nueva tabla de precios queda así: