A principios de año, Netflix aplicó una subida de precio en sus planes de suscripción en Estados Unidos y la mayoría del resto de países de América. Parece que pronto se aplicará una similar en Europa.

Y es que, la popular compañía de contenido de vídeo en streaming, ya está probando nuevos planes de precios en España, por lo que sus aplicación generalizada podría ser inminente.

Desde octubre de 2017, que es cuando se aplicó la anterior subida, los precios eran estos:

Ahora, los usuarios que se quieran dar de alta por primera vez en Netflix se encontrarán unos planes de precios diferentes. Con una subida de 1€ en el plan básico, de 2€ en el Estándar y de 3€ en el Premium.

En algunos casos esta cifra puede variar, porque durante estos días están en fase de pruebas. Por ejemplo, hay gente a la que el plan básico le sigue saliendo a 7,99€, pero por contra el Premium se dispara hasta los 17,99€.

Una vez la subida se fije, se aplicará también a los actuales clientes, que tendrán que valorar, una vez más, si les merece la pena seguir disfrutando del servicio o no.