Xbox & Playstation

Los documentos que están presentando diferentes compañías ante el regulador de la competencia de Brasil como parte de la revisión de la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft siguen dando que hablar.

Acusaciones cruzadas con la compra de Activision-Blizzard de fondo

El el episodio de la semana pasada en DEKA hablábamos sobre la queja de Sony de que los servicios de suscripción como Xbox Game Pass (ahora también Playstation Plus a través de sus nuevos planes o antes con Playstation Now) y de que el hecho de que los de Redmond se quedasen con una IP como Call of Duty, que según ellos es única y creadora de un género propio, podría considerarse monopolio.

Microsoft + Activision Blizzard + King

De todas formas, ya han asegurado por activa y por pasiva que la popular franquicia de shooters en primera persona seguirá estando en Playstation, y no hacerles un favor, simplemente porque les sale más rentable.

Sony estaría pagando para que algunos juegos no lleguen a Xbox Game Pass

Ahora es Microsoft la que viene con su particular pataleta, afirmando que Sony paga por «derechos de bloqueo» que impiden que los desarrolladores añadan sus juegos a Xbox Game Pass.

«La capacidad de Microsoft para seguir expandiendo Game Pass se ha visto obstaculizada por el deseo de Sony de inhibir dicho crecimiento. Sony paga por los ‘derechos de bloqueo’ para evitar que los desarrolladores añadan contenidos a Game Pass y a otros servicios de suscripción de la competencia»

Al igual que lo de Sony hace unos días, esto hay que tomarlo como lo que es, lógicamente no una declaración pública apelando a las malas prácticas de la competencia mientras que las suyas son ejemplares, sino una forma de poner ante los ojos de un «árbitro» que aquí todos tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, aunque a poco que levantes la vista todas estas afirmaciones carezcan de sentido alguno, pero las leyes van por otro camino y las grandes corporaciones lo saben bien.

Xbox Playstation E3

Nada nuevo bajo el Sol

Dentro de la complejidad de los contratos de publicación de videojuegos, llenos de cláusulas de todo tipo, dependiendo de lo que se pague te hace tener más o menos preferencia. Lo hemos visto durante décadas en forma de exclusivas permanentes, exclusivas temporales, preferencia a la hora de sacar contenido adicional o campañas de marketing para potenciar su plataforma, por ejemplo. Y eso lo han hecho todas y cada una de las compañías que conforman esta industria, Microsoft incluída. Ahora, con los servicios de suscripción, no iba a ser menos.

Sin ir más lejos, en el juicio de Epic Games contra Apple por el reparto de los beneficios de Fortnite, se desveló que Microsoft estuvo considerando rebajar sus ganancias en el reparto de ingresos de los juegos de PC a cambio de la concesión de los derechos de streaming de esos títulos.

También es sabido por todos, de bocas autorizadas como el director general de Epic Games, Tim Sweeney, que Sony torpedeó el juego cruzado entre plataformas durante años, siendo la única compañía que cobraba un canon por su uso a los desarrolladores siempre y cuando los usuarios de Playstation superaran cierto porcentaje del total para así compensar la supuesta reducción de ingresos. Por suerte, dejó de hacerlo.

Vía The Verge.

Comentarios: