Modern Warfare 2

La compra de Activision por parte de Microsoft sigue quemando capítulos. Desde hace meses el foco está puesto en si el hecho de que los de Redmond se queden con la franquicia Call of Duty puede considerarse monopolio, algo que Sony se está encargando de alimentar por activa y por pasiva.

Microsoft, tanto de forma institucional como de la mano de Phil Spencer, ha declarado en varias ocasiones que no tiene pensado hacer exclusivo Call of Duty de Xbox, y a las pruebas con Minecraft se remite, que está disponible en todas las plataformas habidas y por haber, cuando ya hace 8 años de la compra de Mojang.

Para mostrar su compromiso con la idea de llevar a Call of Duty no solo a donde está ahora sino más allá, Phil Spencer ha anunciado a través de su cuenta oficial de Twitter que Microsoft ha llegado a un acuerdo de 10 años con Nintendo para llevar la franquicia Call of Duty a las consolas de la compañía japonesa, algo que no ocurre desde hace años, además de asegurar de que el juego se seguirá lanzando simultáteamente en Steam a la vez que en Xbox.

Este acuerdo, y el hecho de hacerlo público, es una forma más de presionar a Sony a que acepte un trato similar, cuyo contrato tiene encima de la mesa desde hace unos días, dejando a las claras que las quejas de que se va a quedar sin Call of Duty en sus consolas Playstation no se sostiene.

En estos días ejecutivos de Microsoft, con Brad Smith a la cabeza, se reunirán con Lina Khan, la presidenta de la FTC, para despejar posibles dudas en cuanto a una compra que debería de estar finiquitada a mediados del año que viene.

Comentarios: