Videojuegos españoles

El mes pasado volvió a salir a la palestra un tema recuerrente en la industria del videojuego, el de la preservación de las creaciones que, pasados unos años desde su lanzamiento, desaparecen de las estanterías, tanto físicas como digitales.

Y lo hizo por el movimiento de Nintendo de cerrar las eShop de Wii U y Nintendo 3DS, dejando fuera de juego a más de 2.000 juegos que se lanzaron exclusivamente online para esas plataformas, siendo unos 450 de Wii U, otros tantos de Nintendo 3DS y 530 de la Consola Virtual, que, incomprensiblemente, no están en el servicio Nintendo Switch Online, tal y como comentamos en el episodio 4 del podcast.

Afortunadamente, tenemos buenas noticias para las creaciones de los desarrolladores españoles, y es que según ha aprobado la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados, se incorporan por norma nuevas tipologías documentales objeto de depósito legal, entre las que se encuentran los videojuegos (además de los catálogos comerciales de librerías, editoriales y subastas, así como los marcapáginas), tanto en formato digital como en copia física, si es que existiese.

Será la Biblioteca Nacional la que ejerza como centro de conservación de estas obras, al igual que ocurre con la Filmoteca Española en el caso de las películas cinematográficas.

Es un paso clave para la preservación de los videojuegos españoles, facilitando su documentación y estudio tanto ahora como en el futuro, haciendo más palpable el que se les considere lo que son por derecho propio, tanto por obras artísticas que son como por su calado en la sociedad: cultura.

Vía EPE.

Comentarios: