Parece que la próxima actualización de Xbox One, que en teoría estará disponible el próximo 4 de marzo, aunque ahora solo se apunta a que será antes del 11, incluirá más mejoras que las inicialmente anunciadas.

Y es que, según están reportando varios usuarios que han tenido acceso a la beta de la nueva versión del dashboard de la consola de Microsoft, entre los que se encuentran gente de Engadget o Polygon, se incluirá por fin soporte para Dolby Digital vía cable óptico, algo que incomprensiblemente no estaba disponible desde el lanzamiento el pasado mes de noviembre.

dd-over-optical_500

Además se corrige un error de compatibilidad con los 50Hz vía el modo “HDMI passthrough” en algunas televisiones europeas o se añaden algunas opciones a Kinect, como la de marcar que se deshabilíte automáticamente al estar reproduciendo un vídeo y así prevenir que detecte algún movimiento accidental (ay, el cine en casa) y aparezca el siempre impertinente icono de Kinect en la pantalla.

Otro detalle es que la opción de volver a las partidas tal y como la dejamos tras la suspensión de la consola deja de estar en fase beta, por lo que suponemos que se habrá terminado de pulir y funcionará sin problemas.

En cuanto a las charlas de grupo, ahora podemos ver que aplicación o juego están ejecutando los demás miembros si no es el mismo que nosotros, el chat de voz se activa por defecto, será posible invitar a alguien al juego, a la charla de grupo o a ambas cosas, así como de invitar al grupo entero a un juego.

El mando también tendrá su propia actualización de firmware, instalable desde la consola con un cable microUSB. Esta actualización es necesaria para poder usar el adaptador para headsets de terceros.

Gracias a Oscar Pintos por el aviso.