Kongregate, la popular y veterana web de juegos en flash para el navegador, ha anunciado su propia tienda online de juegos en formato digital, bajo el nombre de Kartridge.

No busca ser competencia de Steam

La idea no es hacerle la competencia a Steam, COG o Origin, sino encontrar su propio hueco en un mercado que ellos creen que puede dar más de si.

La idea es dar cabida a juegos descargables y premiums en una plataforma donde los desarrolladores no tendrán que pagar por subir sus juegos, y donde podrán cobrar lo que ellos crean oportuno en cada momento.

Centrado en la comunidad

El servicio estará centrado en la comunidad (diferente a la de Kongregate) con sistema de chat, logros y niveles, aunque los foros si serán compartido entre ambas.

El motivo de lanzar un servicio paralelo es que cada vez se da menos soporte en los navegadores a Flash y Unity Webplayer, por lo que muchos desarrolladores de este tipo de juegos estaban empezando a crear versiones jugables tanto de los que ya tenían como otros nuevos.

El servicio echará a andar el próximo verano, en una fecha todavía por concretar.

Vía foros oficiales de Kongregate.