Tal y como apuntaban los rumores, Apple ha anunciado hoy la segunda generación del iPhone SE, el terminal que los de Cupertino lanzaron a mediados de 2016.

Este terminal no viene a reemplazar al iPhone 11 o el iPhone 11 Pro, ni mucho menos, ni tan si quiera a los iPhone XR, que todavía se sigue vendiendo. Supone el dispositivo de entrada al ecosistema de Apple, su terminal más accesible.

Este iPhone SE tiene el diseño del iPhone 6, con sus correspondientes marcos superior e inferior, en torno a una pantalla LCD de 4,7 pulgadas con tecnología IPS, resolución de 1334 x 750 píxeles (326ppp), contraste de 1.400:1 y brillo máximo de 625 nits.

En el marco inferior se encuentra el lector de huellas dactilares con Touch ID, que nos permite desbloquear el teléfono y aceptar pagos en tiendas, aplicaciones y páginas web.

En su interior se encuentra el chipset A13 Bionic, el mismo que lleva el iPhone 11 y su variante Pro, con el Neural Engine de tercera generación. Hay tres opciones a elegir en cuanto almacenamiento interno: 64GB, 128GB y 256GB.

Su cámara principal es de 12 megapixeles con gran angular, una apertura de f/1,8, zoom digital hasta 5x y modo retrato con efecto bokeh avanzado y control de profundidad. En comparación con la del iPhone 11, no tiene modo noche, ultrawide ni HDR en vídeo a 60fps.

La cámara frontal es de 7 megapixeles con apertura f/2.2, e igualmente cuenta con modo retrato con efecto bokeh.

Apple iPhone SE 2020

La batería es similar a la del iPhone 8 y es compatible tanto con sistemas de carga rápida (50% en media hora con un cargador de 18W) como con carga inalámbrica Qi.

El nuevo iPhone SE se pondrá a la venta el próximo 24 de abril desde 489€.