Blizzard ha anunciado que Hearthstone, su juego de cartas free-to-play ambientado con personajes de sus franquicias más populares, ha salido del estado de beta en el que se encontraba desde hace un año, cuando se presentó en la PAX.

Desde el pasado mes de enero ya se abrió a todo el mundo y era perfectamente jugable, pero seguía siendo una beta. Hoy, a ojos de Blizzard, ya ha alcanzado la madurez y solidez suficiente como para quitarse esa etiqueta y empezar a crecer sobre la sólida base que se presenta hoy.

Para jugar basta con registrarse en su web y bajar el cliente (solo Windows y Mac).

Su mecánica de juego es tan simple como adictiva. Podremos jugar tanto frente a la IA como contra otras personas. Un ejemplo: