Tal y como estaba previsto, Google ha presentado hoy, aprovechando el marco de la GDC 2019, su plataforma de videojuegos en la nube, bautizándola como Stadia.

Disponible dentro de unos meses en USA, Canadá Reino Unido y gran parte de Europa, nos permitirá jugar a títulos hasta en resoluciones 4K a 60 frames por segundo, con HDR y sonido envolvente en ordenadores, tablets o teléfonos móviles.

Google pondrá a disposición de los desarrolladores la potencia necesaria en cuanto a CPU, GPU, memoria y almacenamiento para poder hacer lo que quieran sin preocuparse de las limitaciones del hardware de los usuarios, y estos podrán disfrutar de ellos a máxima calidad sin grandes inversiones.

Integración con Youtube

El servicio estará integrado con Youtube de forma que, si vemos un vídeo de un determinado juego, con tan solo pulsar en botón “jugar ahora”, pasaremos a la acción de forma casi instantánea.

Otro aspecto a destacar de la integración con Youtube es la posibilidad de, si estamos viendo el streaming de un juego online, y siempre que el host lo permita, unirnos a la partida en directo, tal y como se ve en el vídeo:

Stadia Controller

Acompañando al servicio, Google lanzará un mando llamado Stadia Controller, que se conecta con el centro de datos de los de Mountain View vía Wi-Fi para mejorar su rendimiento en cuanto a “input lag”, uno de los grandes problemas de este tipo de servicios.

Este, como podemos ver en la imagen, sigue el patrón de lo marcado por el de Xbox y Playstation, con cuatro botones principales más cuatro gatillos, a los que se unen un micrófono, un botón para activar el asistente de Google y otro para capturar, guardar y compartir contenido.

Habrá que esperar un poco para conocer uno de los grandes interrogantes del servicio. ¿Optarán por una tienda de juegos digital o bien un servicio de suscripción? ¿o ambas cosas? ¿a qué precio? ¿qué compañías publicarán sus juegos en ella?