LG ha anunciado que se encuentra trabajando en su propia plataforma de inteligencia artificial basada en el deep learning, que ha bautizado como DeepThinQ.

Una plataforma abierta pensando en el futuro y el presente

DeepThinQ 1.0 fue desarrollada el año pasado al inaugurarse el Laboratorio de Inteligencia Artificial de LG en Corea, con el objetivo de acelerar la investigación en IA.

La plataforma facilita la integración de IA en los productos de LG, permitiendo así que los diseñadores de LG puedan aplicar tecnologías de deep learning en futuros desarrollos.

DeepThinQ 1.0 cuenta con funciones de IA como reconocimiento de voz, vídeo y sensor de detección de espacio y personas.

Esta plataforma se diseñó desde cero con la idea de que fuera abierta y se pudiera diversificar, por lo que es compatible con distintos sistemas operativos como Android, Linux y webOS.

Los productos desarrollados en la plataforma DeepThinQ aprenden a través de servidores en la nube, lo que los capacita a ser cada vez más inteligentes.

Esta función de aprendizaje está en el corazón de DeepThinQ, lo que permite que los productos de IA de LG entiendan no sólo sus entornos, sino también los patrones de comportamiento de sus usuarios.

Por ejemplo, el aire acondicionado con LG ThinQ aprende los patrones de comportamiento y estilo de vida de los usuarios a lo largo del tiempo y climatiza la habitación automáticamente a la temperatura preferida por el ocupante.

En el coche, esta plataforma estudia las expresiones faciales y los gestos del conductor y reconoce el momento en que comienza a sentirse somnoliento.

Además, en ocasiones, ThinQ podrá ajustar automáticamente la música, la iluminación o la temperatura del coche para los pasajeros que lo ocupan con mayor frecuencia.

En la actualidad, DeepThinQ ya está cambiando la forma en que se diseñan ciertos productos del sector comercial y de consumo. Por ejemplo, LG Airport Guide Robots, que ya están funcionando en el Aeropuerto Internacional de Incheon, en Corea, utilizan un sofisticado sistema de eliminación del sonido ambiental que facilita el reconocimiento de voz y permite que los pasajeros se entiendan mejor.

Lo mismo sucede con el robot aspirador de LG, que es capaz de diferenciar una silla y un perro y desplazarse en consecuencia.

Comentarios: