Con la llegada de la nueva generación algunos teníamos la inocente esperanza de que, con el fin de fomentar las descargas digitales y ahuyentar la tentación, por lo menos en gran parte, de modificar la consola para cargar copias, los juegos en este formato fuesen más baratos que en sus ediciones físicas. Error.

Desde hace un par de semanas, con Playstation 4 y Xbox One en la calle, hemos comprobado que no solo tienen el mismo precio que la versión física, en algunos casos es incluso superior. Un sinsentido que no se explica ni desde la lógica ni desde modelo de negocio, sintiendo el aliento de Steam sobre la nuca más fuerte que nunca.

Es por ello que, todo lo que sea arañar unos euros a la compra de unos juegos que, en la mayoría de los casos oscilan entre los 65 y 70€, es bienvenido.

Aprovechándonos del cambio Euro <-> Dolar, de que Xbox One es region free y la posibilidad de comprar fácilmente en las Tiendas Xbox Games de cualquier país con nuestra cuenta, nos podemos ahorrar un buen pico. Por poner un ejemplo, con una compra realizada por mi mismo: Ryse: Son of Rome en la tienda española 64,99€, en la estadounidense, 59,99$, lo que al cambio resulta ser unos 45€. 20€ de diferencia, un 3×2 en toda regla.

No hay que hacer nada del otro mundo, simplemente seguir estos sencillos pasos la primera vez y ya después olvidarnos. A saber:

  • Vamos a Xbox.com, a la esquina inferior izquierda y donde pone “España” hacemos click y en la siguiente pantalla elegimos United States (esquina inferior derecha de la lista).
  • Si no estábamos identificados, lo hacemos con nuestra cuenta de Xbox One.
  • Hacemos click en My Account (arriba a la derecha).
  • Click en Payment & Billing (arriba a la izquierda).
  • Le damos a Add Paypal y en la siguiente pantalla a Next (si tenemos una cuenta ponemos nuestros datos, sino, pues nos creamos una. Necesitaréis asociarla con una tarjeta de crédito).
  • Nos va a pedir una dirección de facturación. Aquí está la clave. Hay que poner una dirección de Estados Unidos real. Lo ideal es que sea de un estado que no tenga tasas adicionales para este tipo de productos, por ejemplo, Montana. Podéis usar Google Maps para buscar alguna dirección física y teléfono.
  • Rellenamos los datos que nos pide, aceptamos, nos pide permiso para que Microsoft use la cuenta de Paypal para cobrar y volvemos a aceptar.
  • Ya está todo listo. Ahora nos vamos a la Tienda Xbox One USA (comprobamos que está puesto United States abajo a la derecha, aunque nos daremos cuenta si no lo estamos al ver el precio en una moneda diferente que no sean dólares americanos) y a comprar.
  • Una vez comprado basta con ir a la consola, buscar el juego que hemos comprado en la sección correspondiente y veremos que en vez de comprar ya nos sale instalar 🙂

Sin título 27

Nos hemos puesto en contacto con Microsoft y nos han dicho que es perfectamente legal. Eso si, avisan de que, si hay algún problema con la transacción o descarga, desde el SAT de España no se hacen responsables.

Aun así, obviamente nosotros no nos hacemos responsables de si, por el motivo que sea, cambian de opinión y toman represalias contra quienes lo hayan hecho. Por lo que, el que lo haga, que sea consciente de que lo hace bajo su total responsabilidad.