Cloudflare sorprendió ayer, durante el “April’s Fools Day”, con el anuncio de su propio servicio de DNS público y gratuito.

Velocidad y privacidad

Disponible desde hoy mismo bajo las direcciones “1.1.1.1” y “1.0.0.1”, se basan en dos principios fundamentales: velocidad y privacidad.

De lo primero da fe DNSPerf, que certifica que los DNS de Cloudflare son los más rápidos del mundo, por delante de los de Google, OpenDNS y los operadores habituales:

De lo segundo quieren ir más allá de la promesa de que no escribirán en discos nuestras direcciones IP y que eliminarán los logs cada 24 horas, contratando a la auditora KPMG para que inspeccione tanto el código del servicio como el uso que hace de los datos, con la publicación de un informe anual que certifique su correcto funcionamiento.

¿Qué son las DNS?

Las DNS (sistemas de nombre de dominio) traduce los nombres de los dominios de las páginas web (www.dekazeta.net, por ejemplo) a las direcciones numéricas que realmente tienen en los servidores.

Si estas operaciones de traducción son más rápidas, antes cargará la web o servicio en cuestión.

Por defecto, cada operador de red ofrece los suyos a sus clientes, pero normalmente son los más lentos. Cambiar los DNS se puede hacer fácil y rápidamente ya sea en cada equipo por separado o directamente en el router del que reciben la conexión a internet, cuando hablamos de conexiones WiFi o por cable de red.

Dependiendo del sistema operativo y del router se hará de una forma u otra (normalmente, en el apartado de configuración de red). En su web oficial hay diferentes vídeos con los que podremos ver como hacerlo en cada caso.

Simplemente tendremos que sustituir las DNS que vienen por defecto a:

  • 1.1.1.1 y 1.0.0.1 (IPv4)
  • 2606:4700:4700::1111 y 2606:4700:4700::1001 (IPv6)

Vía blog oficial de Cloudflare.