Casino

La oferta de portales de juego para apostar en línea ha crecido enormemente en los últimos años. La industria del entretenimiento invierte en innovaciones de todo tipo, y eso ha llevado a que surjan operadores específicos para el uso de criptomonedas, como Betfury. Esta es una plataforma donde se puede acceder a juegos de azar, por completo estructurada mediante cadenas de bloques.

El operador representa una de las novedades del sector del juego, que progresivamente se ha ido acercando al mundo de las criptomonedas. Cada vez hay más puntos de contacto entre las dos áreas, que encuentran numerosas ventajas en el vínculo. Las cifras de usuarios que se vuelcan a las apuestas con criptodivisas suben año tras año.

Los portales de juego descentralizados presentan beneficios para los clientes, en tanto que se multiplican las funcionalidades de la plataforma, tal como se indica en la reseña de Betfury en Kriptopolis.com, un sitio especializado en el tema. En el presente informe, recorremos algunas de esos puntos y analizamos sus causas. 

Casinos con blockchain, ¿en qué se diferencian?

En tanto que la fiebre de las criptomonedas se esparce por el mundo, cada vez más jugadores se interesan por los casinos con blockchain. Esto se debe a la confianza que genera esta tecnología; en muchos sentidos, la información está mejor protegida que con los clásicos sistemas de cifrados de datos. En este caso, cada una de las cadenas que componen un bloque es invulnerable mientras permanezca unida a la totalidad.

En ese sentido, las cadenas de bloques también representan ventajas en cuanto a la transparencia. La información contenida en cada nodo es visible para todos los usuarios de la red. Los casinos como Berfury están sujetos a programas como “Provably Fair”, que permiten que los propios clientes verifiquen la arbitrariedad de cada juego mediante un código informático. 

Además, la tecnología de blockchain es rápida, accesible y fiable. Todo lo que un casino necesita para dar muestras de fiabilidad y ofrecer un portal dinámico. Betfury ha sabido capitalizar todas las herramientas de esta área para construir el portal de cryptoapuestas más moderno del mercado, con todos los juegos de azar existentes. No se descarta la inclusión de apuestas deportivas en un futuro.

Las criptomonedas, cada vez más cerca de los casinos

Como método de pago, las criptomonedas han sido desde su comienzo una de las herramientas más idóneas para jugar en casinos online. Esto se debe a su naturaleza digital y a sus conexiones en línea: todo está optimizado para funcionar en plataformas virtuales. Sin embargo, en los últimos tiempos, esta tendencia se radicalizó.

Así es que han surgido opciones como Betfury, que proponen el uso de criptomonedas como canal único para apostar en juegos de azar por Internet. Aun más: incluso ya hay un proyecto de casino físico donde se jugará exclusivamente con herramientas de cadenas de bloques, como criptomonedas y NFT. Se trata de una iniciativa del gobierno de El Salvador, único país del mundo donde bitcoin ya es moneda oficial. 

Estos son apenas algunos de los vínculos entre la industria del juego y la de las criptodivisas. Tantas son las similitudes entre ambos rubros, que se espera que esta colaboración continúe llevándose a cabo, con productos cada vez más convenientes e innovadores. 

Cadenas de bloques: llevando los juegos a otro plano

Las aplicaciones de las tecnologías de blockchain recién está dando sus primeros frutos. Se trata de un herramienta tan promisoria que sus horizontes aún no llegan a ser divisados con claridad. Por lo pronto, la industria del entretenimiento parece una de las más beneficiadas. 

Esto se debe a que las criptomonedas son ideales para las transacciones electrónicas. Al mismo tiempo, esta posibilidad propone alternativas para productos que intentan unir la inversión en criptoactivos con áreas del ocio. Así han surgido videojuegos que combinan las ideas.

Una de las propuestas más salientes del momento es la de los juegos que pagan por su utilización. Este parece ser el sueño de los gamers: una industria que pague por jugar. Ya hay éxitos en el rubro, como Hash Rush, un juego de RTS online que permite ganar Ethereum.

Desde luego que se trata de avances lentos, pero ese parece ser el espíritu de los videojuegos del futuro, es decir, atraer a sus usuarios mediante un rédito inmediato. Las criptomonedas, por su impronta descentralizada, son el recurso ideal para este programa. 

Cada vez se nota más la influencia de las cadenas de bloques en el mundo de la informática, el entretenimiento y las finanzas. Para muchos, son las tecnologías más auspiciosas del siglo XXI. 

Comentarios: