Un par de días después que las versiones de PC, Xbox 360, PS3 y PS4, DICE publica en Xbox One un nuevo parche para Battlefield 4, con un peso de 683 megas.

Al igual que la última actualización para las otras plataformas, corrige numerosos bugs para que, por fin, los usuarios puedan tener una experiencia de juego decente en un título que a estado roto desde que se puso a la venta.

La larga lista de cambios se puede consultar en Battlelog, cuyos errores principales corregidos son los cuelgues que nos tiraban al dashboard durante las partidas, el obtener un archivo corrupto del savefile de modo campaña y la reducción de la probabilidad de sufrir un “kill trade”.

Gracias a MestasDeejay por el aviso.