Microsoft ha anunciado que ya está disponible la actualización de otoño del dashboard de Xbox One, el sistema operativo de su consola de sobremesa basado en Windows 10.

Nueva pantalla de inicio más personalizable

Entre las novedades destaca el nuevo aspecto de la pantalla de inicio, que ahora además es más personalizable que nunca, pudiendo añadir ahí nuestros juegos favoritos, amigos, el acceso directo al Xbox Game Pass y demás con un nuevo concepto que han bautizado como bloques.

A medida que vamos añadiendo bloques con acceso directo a juegos, amigos, aplicaciones o servicios podemos eliminarlos o cambiarlos de orden para que todo esté a nuestro gusto.

Ahora podemos tener hasta 40 “pines”, que aparecerán en el bloque de pines de la pantalla de inicio o bien en su pestaña dedicada de la nueva guía.

En la parte superior del menú principal irán apareciendo información relevante como actividades de amigos, clasificaciones, publicaciones, trucos, y demás.

Ahora en las opciones del tema podemos elegir entre oscuro, claro o alto contraste, para adaptarlo más todavía a nuestros gustos.

La guía, más rápida y personalizable que nunca

Ahora es más fácil y rápido que nunca movernos de forma horizontal entre las diferentes pestañas de la guía usando el stick o los bumpers.

Ahora cuando abrimos la guía teniendo activa una charla grupal o una retransmisión en directo, automáticamente lo que se nos abre es la sección correspondiente a esa actividad para así tener un acceso más rápido a sus controles.

Habrá una etiqueta que nos informará que amigos están jugando al mismo juego que nosotros, y la opción de invitación al juego aparecerá en la pestaña multijugador de la guía.

En esta pestaña dedicada al multijugador se ha añadido una nueva sección dedicada a los torneos, tanto los oficiales como a los de las comunidades que pertenezcamos. Se han añadido nuevos títulos a los torneos de Xbox Arena.

Otras mejoras

Con el mejorado sistema de notificaciones, cuando nuestra Xbox One está encendida pero sin utilizarse, las notificaciones que vayan llegando se quedarán ahí para que las podamos ver cuando volvamos a utilizarla.

La funcionalidad de atenuación de pantalla también se ha actualizado para evitar mejor el efecto “ghosting” de la pantalla, tanto cuando está atenuada como cuando muestra instantáneas de notificación de lo que está sucediendo en Xbox Live.

La nueva pantalla de bienvenida del Game Hub ofrece un sumario del mejor contenido relacionado con ese juego en una misma pantalla.

Ahora tenemos un acceso más rápido desde los perfiles a la actividad reciente, pudiendo incluso ver quien ve nuestra actividad.

El feed de la comunidad también nos permite ver ahora más contenido compartido, como capturas de pantalla o clips de vídeo, a pantalla completa.

Facilita el salto a Xbox One X

La nueva Xbox One X está a la vuelta de la esquina, ya que recordemos se pone a la venta el próximo 7 de noviembre, por lo que hay que ir preparando el terreno para su llegada.

Microsoft quiere facilitar el salto de la Xbox One actual a la Xbox One X con una serie de opciones adicionales.

Podremos pasar a un disco duro externo nuestros juegos y configuración, de forma que cuando estemos configurando la Xbox One X podemos pasarlos a ella de una forma cómoda y rápida.

También tendremos la posibilidad de pasar los juegos y aplicaciones entre ambas consolas a través de la misma red local.

Desde una Xbox One podremos descargar el contenido 4K de algunos juegos, de forma que tengamos todo preparado cuando se lance Xbox One X y no perdamos el tiempo con actualizaciones después de su puesta en marcha.

En la Xbox Store habrá una pestaña dedicada a los juegos que le sacan partido a la potencia de Xbox One X.

Estas son algunas de las novedades. Podemos consultar el listado completo en News Xbox Wire.