xenoblade-wallpaperjpg-544c57_1280w

El próximo 2 de abril la nueva New Nintendo 3DS recibirá con los brazos abiertos Xenoblade Chronicles 3D, un título exclusivo que aprovechará las características de la nueva versión de la popular portátil de la compañía japonesa.

El procesador más rápido que incorpora New Nintendo 3DS hace posible correr en la portátil juegos de este calibre, juego que originalmente fue lanzando en Wii durante el verano de 2010 (2011 si hablamos del territorio europeo y 2012 si nos vamos al norteamericano).

Xenoblade Chronicles 3D solo tiene que envidiarle a la versión para la consola de sobremesa la resolución gráfica y algún que otro detalles más, menor, que hacen que podamos disfrutar de un juego de este calibre en una portátil sin que ello signifique renunciar a la experiencia de juego propuesta originalmente por Monolith Soft. Esta conversión portátil ha sido obra de Monster Games.

Salvo estos detalles, el juego es exactamente el mismo que pudimos disfrutar hace unos años en Wii, pero con la gran ventaja de poder llevarlo con nosotros en todo momento y jugarlo en cualquier sitio.

Shulk, con su espada mística Monado a cuestas, se mueven con una perfecta fluidez en la portátil, sin que ello afecte a la distancia de dibujado de los entornos abiertos y extensos de los que dispone el título, todos ellos llenos de color y de vida, incluyendo el mismo número de personajes en pantalla, con el mismo acabado y detalle, así como un gameplay que no tendrá nada que envidiar al de la versión para Wii.

Xenoblade Chronicles fue uno de los pocos motivos que nos dieron los Action RPG japoneses en los últimos años para seguir creyendo en ellos, un título que a buen seguro habrán disfrutando, y si no lo han hecho, ya están tardando, los decepcionados seguidores de la franquicia Final Fantasy. Tanto es así, que el buen trabajo hecho aquí por Monolith colocan a su secuela, Xenoblade Chronicles X (Wii U), como uno de los juegos más esperados del año.

Los chicos de Monster Games no son precisamente novatos en esto de portar a versión portátil un juego de sobremesa. Ya lo hicieron notablemente en el caso de Donkey Kong Country Returns, aunque la exigencia con Xenoblade Chronicles 3D es mayor, porque la envergadura del título de Monolith no da pie a medias tintas. Pero lejos de ser un simple port, la adaptación a New Nintendo 3DS incorpora un más que vistoso efecto 3D, además de hacer un buen uso de la pantalla inferior de la portátil.

En esta pantalla táctil tenemos tanto el mapa como los marcadores de personaje, además de otros datos y opciones rápidas que nos facilitan la navegación y tener información detallada del estado actual de la aventura, dejando la superior única y exclusivamente para mostrar el juego en si.

El control no es un problema, ya que es posible girar las cámaras y fijar los blancos con gran precisión gracias al nuevo botón C que incorpora New Nintendo 3DS, que nos sirve aquí como de stick derecho.

También han añadido algunas características que no estaban presentes en la versión original, como es el caso del apartado Colección, donde podemos disfrutar de la galería de arte de personajes y la banda sonora del título. También es compatible con amiibo a través de la figura de Shulk, además de con la funcionalidad StreetPass que nos permitirá conectar con otros jugadores.

Hay textos y menús que se han revisado para que no sea un problema la visualización en la pantalla de la portátil, adaptándolos a sus dimensiones y sus posibilidades, como el presentarlos de forma vertical.

También se ha retocado el sonido teniendo en cuenta en las condiciones que las condiciones en las que se usa una portátil no son las mismas que una consola de sobremesa. Ya sea por hacerlo con ruido exterior o por usar auriculares, la banda sonora del título, que corre a cargo de Yoko Shimomura, Manami Kiyota y Yasunori Mitsuda, no se resentirá en esta versión para New N3DS, algo bastante de agradecer teniendo en cuenta su calidad.

Eso si, hablando del apartado sonoro, hay que señalar que se ha tenido que suprimir de esta versión las voces en japonés por problemas de espacio, algo totalmente comprensible.

La aventura protagonizada por Shulk, lejos de ser lineal, se apoya mucho en las misiones secundarias ya no solo para alargar la vida útil del juego, sino también para enriquecer la experiencia y la historia, que transcurre en un mundo de fantasía que se divide en dos grandes continentes con gran variedad de parajes, ya sean riscos, catacumbas, pueblos o caminos.

Esta nos llevará a hablar con aldeanos y demás tipos de personajes, que nos contarán historias de todo tipo, a recoger y vender equipamiento, a ir mejorando poco a poco nuestras habilidades de combate, así como sacarle partido a las habilidades mágicas de Monado.

Xenoblade Chronicles 3D, en un primer contacto, luce como una muy buena adaptación de un juego de una plataforma de sobremesa a una portátil, con la ventaja también de que ha “envejecido” bien y sus gráficos siguen resultando bastante vistosos. Teniendo en cuenta lo bien que quedó la versión para Wii y lo poco que han tenido que sacrificar los chicos de Monster Games en esta conversión, será muy difícil no recomendar esta versión para New Nintendo 3DS y llevar en nuestro bolsillo una aventura que nos atrapará durante horas y horas.

Los primeros compradores de la edición física recibirán como regalo un juego de dos carcasas en rojo brillante con motivos del juego. Los que opten por la versión digital a través de la eShop, por su parte, obtendrán un tema para el menú de la consola.

Una gran oportunidad para disfrutar de uno de los mejores JRPG de los últimos años y prepararnos para la secuela que llegará durante este año a Wii U.

 

The following two tabs change content below.

Javier Domínguez

Administrador y Editor General at Dekazeta
Videojuegos, informática, internet, telefonía y demás temas relacionados con la tecnología ツ

Latest posts by Javier Domínguez (see all)