Tal y como estaba previsto, se ha levantado el embargo de la exclusiva de Digital Foundry con respecto a la nueva información de lo que hasta ahora conocemos como Xbox Scorpio, la evolución de Xbox One.

El principal reclamo que ha utilizado hasta ahora Microsoft para referirse a su nueva consola es que podrá correr los juegos a una resolución nativa de 4K y que será la más potente de la historia.

Hasta ahora sabíamos lo que nos habían dicho en su anuncio durante el E3 del año pasado, que tendría una GPU una con una capacidad de procesamiento de 6 teraflops y un ancho de banda de la memoria de 320GB/s, que la harían ser compatible con resoluciones 4K y estar preparada para poder usar headsets de realidad virtual.

Especificaciones finales de Xbox Scorpio

Hoy ya podemos poner nombre y apellidos a todas sus especificaciones técnicas. Empezando por el procesador personalizado para la ocasión de ocho núcleos x86 a 2.3GHz, una GPU personalizada hecha mano a mano con AMD de 40 unidades de computación a 1172MHz y 12GB de memoria RAM GDDR5.

Aquí una tabla comparándola con la Xbox One S y la PS4 Pro:

El ancho de banda de la memoria sube un poco más con respecto a lo anunciado inicialmente y será de 326GB/s, el disco duro interno de serie es de 1TB y como unidad óptica un Blu-ray compatible con 4K.

Los primeros juegos que le sacarían partido a la consola serían:

  • Forza Motorsport 7
  • Crackdown 3
  • State of Decay 2
  • Star Wars Battlefront 2
  • Red Dead Redemption 2
  • FIFA 18
  • Madden NFL 18
  • Call of Duty (no anunciado)

Pero además, todos los juegos actuales de Xbox One, incluso los retrocompatibles de Xbox 360, funcionarán mejor en Xbox Scorpio sin necesidad de parche de ningún tipo por parte de los desarrolladores. Según Microsoft, irán más suaves, se verán mejor y cargarán más rápido.

Se pudo ver una demo de Forza Motorsport 6 corriendo a 4K y 60fps con la GPU funcionando, como mucho, al 70%. Esto teniendo en cuenta que es un port hecho en dos días y no un juego pensado para este hardware.

La consola, lógicamente, será compatible con todos los juegos de Xbox One lanzados hasta la fecha y los que se lancen en el futuro, así como con sus periféricos. No tendrá juegos exclusivos. Es decir, no dejarán a los usuarios de Xbox One atrás.

Project Scorpio se lanzará a finales de año en una fecha y a un precio todavía por concretar, aunque Digital Foundry se moja y apunta a los 499$. Por ahí andará los tiros, en la horquilla de los 499$ y los 599$, teniendo en cuenta que está destinada al jugón “premium”, y que la Xbox One S seguirá estando ahí.

Sabremos más sobre la consola en la conferencia de Microsoft en el E3 2017 el domingo 11 de junio.

Aquí unos cuantos vídeos:

Vía Digital Foundry.