El ataque DDoS a PSN y otros servicios del que os hablábamos esta mañana empieza a tomar tintes surrealistas. Según podemos leer en Kotaku, un vuelo de American Airlines donde iba el presidente de Sony Online Entertainment, John Smedley, ha sido desviado de su trayectoria programada por una amenaza de bomba realizada por el mismo grupo, Lizard Squad.

En el vuelo de este Boeing 757 iban 179 pasajeros, a los que habría que sumar los 6 miembros de la tripulación que también iban a bordo.

El propio John Smedley lo confirmó a través de su cuenta de Twitter, donde horas antes había publicado que iba a coger ese vuelo y, durante el mismo, que había problemas. Obviamente, el FBI ya está investigando lo sucedido.

Afortunadamente todo parece haber sido una “broma” de mal gusto de este grupo y no había ninguna bomba ni nada parecido en el avión, y este aterrizó sin problemas, aunque desviando su trayectoria inicial. En vez de en San Diego aterrizó en Phoenix.

Sobra decir que la gente detrás de Lizard Squad ha traspasado la línea, por mucho. Si ya el hacer un ataque DDoS como el que han hecho es más que reprochable, como ya hicimos hace unas horas, el juguetear con las vidas de las personas está a años luz de hacerlo con cacharros o programas de ordenador, y las penas por hacerlo con unas cosas y otras también lo están.

The following two tabs change content below.

Javier Domínguez

Administrador y Editor General at Dekazeta
Videojuegos, informática, internet, telefonía y demás temas relacionados con la tecnología ツ

Comparte tu opinión con la comunidad!