razer-imperator

Siguiendo con nuestra serie de reviews de productos de Razer en esta ocasión hemos tenido la fortuna de poner nuestras manos encima del Razer Imperator, uno de los ratones de gama media de la marca que, aunque tiene una estética menos agresiva que otros miembros de su familia esconde un enorme potencial que puede ser más que suficiente para cualquier jugador exigente.

Imagen enviada
Lo primero que destaca es su aspecto externo de ratón clásico, sin florituras. Partimos de la base de que es un ratón para diestros, así que si sois zurdos este puede ser un buen momento para dejar de leer. Esto también es aplicable para cualquiera que busque un ratón wireless, porque no es el caso. Posee 7 botones, los más clásicos (los dos clicks, el botón de scroll, los dos para el pulgar y los dos para cambiar la sensibilidad al vuelo) además de la habitual rueda de scroll, que se ilumina junto al logo de Razer, lo que le da un acabado más espectacular cuando lo tenemos conectado.

A diferencia de otros ratones con una ergonomía más “especial”, este es ideal para aquellos que están acostumbrados a los ratones clásicos ya que se siente muy cómodo en la mano y además posee una superficie de goma para el dedo pulgar que mejora enormemente el agarre y facilita el acceso a los dos botones laterales, que además son ajustables (posiblemente lo que hace más especial a este ratón) de modo que no tendréis problemas por muy largo o corto que sea vuestro pulgar.

Imagen enviada

En resumen, si habéis usado un ratón alguna vez en vuestra vida, el Razer Imperator os resultará como mínimo igual de cómodo. A esto podemos sumarle unas bases ultraslick silenciosas que además de eliminar cualquier ruido al deslizarse lo harán más sencillo y que los 7 botones se pueden programar por separado, sin olvidar que dos de ellos vienen especialmente ideados para otra de sus características estrella, el ajuste de sensibilidad on the fly. De todas formas si no sois muy amigos de cambiar la sensibilidad durante vuestras partidas también podéis asignarles cualquier otra función.

Lo realmente bueno de este ratón no lo encontraremos en su exterior ni en su ergonomía, sino en su interior o más bien en sus “bajos”. Este Razer Imperator tiene un sensor dual 4G de 6400 ppp que lo pone a la altura del sublime Razer Mamba, que ya analizamos meses atrás, pero casi por la mitad de precio. Consta de un sensor láser y óptico que calibra y adapta el ratón a cualquier superficie y nos proporciona así un rastreo extremadamente preciso. Gracias a él podríamos considerar al Imperator como uno de los mejores ratones a la hora de jugar a cualquier género que necesite una gran precisión de apuntado.

Imagen enviada

Tras horas de juego podemos decir que es un ratón que nada tiene que envidiar a otros de gama más alta o de un precio superior, si bien no parece tan espectacular como un Razer Mamba o un Ourobros, es un ratón que cumple perfectamente con las expectativas con un precio infinitamente más ajustado que estos. Hablamos de 69,99€, lo que lo convierte en una opción más que buena para cualquiera que no pretenda gastarse 100€ en un ratón pero sí desee tener una precisión extrema con él.

The following two tabs change content below.

Pawstick

Editor Adjunto at Dekazeta
Adicto a las nuevas tecnologías y a los videojuegos. Fanboy del FIFA. Fanboy del PES. Según lo fanboy que seas tú.

Latest posts by Pawstick (see all)