Apple ha publicado hace un rato la primera actualización para OS X Yosemite, la última versión de su sistema operativo para Macs lanzada a mediados del pasado mes de octubre.

Esta actualización, que deja el número de versión en 10.10.1 incluye mejoras en la fiabilidad de la conexión a redes WiFi, en la de las conexiones a servidores Microsoft Exchange y en la de enviar mensajes de correo desde Mail.app utilizando determinados proveedores de correo electrónico.

También se ha mejorado la fiabilidad de las conexiones a ordenadores remotos mediante la opción “Volver a mi Mac”.

Obviamente es recomendable que todo aquel usuario de OS X Yosemite actualice más pronto que tarde para así mejorar la experiencia de uso con los ordenadores de la compañía de Cupertino.