Hace unos días Konami nos enviaba los primeros detalles oficiales de Pro Evolution Soccer 2015, la nueva entrega de su veterana franquicia futbolística que se lanzará dentro de unos meses en Playstation 4, Xbox One, PC, Playstation 3 y Xbox 360.

Normalmente en estas notas de prensa uno trata de sacar a relucir todo lo bueno que tendrá su producto, pero también hay que ser consecuente y, si trae alguna novedad “escabrosa”, también apuntarla para después nos llevarnos la sorpresa cuando una tercera persona se lo encuentre sin aviso previo.

En uno de los puntos finales la compañía japonesa apuntaba a la llegada de las microtransacciones con dinero real al juego en el modo myClub (antigua Liga Master Online). Lógicamente, se ha llevado algún que otro palo por ello, aunque viendo que la competencia lo hace desde hace unos años con un éxito sin discusión, guste más o menos, era cuestión de tiempo que ellos no quisieran dejar escapar la oportunidad de sacar por ahí más rentabilidad al título.

Aquí ya entra el hecho de que bien podrían esforzarse más en mejorar el producto base en si y ya luego ver como sacarle más rendimiento económico una vez has atraído al público, aunque antes de afirmar esto, por lo menos por mi parte, esperaría a ver el trabajo realizado con esta nueva entrega antes de darle este palito.

James Cox, responsable del estudio encargado del desarrollo del juego, ha salido al paso de la polvareda que ha levantado este tema afirmando que las microtransacciones no darán acceso a contenido que no se pueda adquirir con los GP que vamos consiguiendo según vamos jugando, simplemente supone un ahorro de tiempo (que ya es decir, no?).

Eso si, aclara que los usuarios verán exactamente en que van a gastar su dinero. Esto es, se desmarca del sistema de sobres de EA Sports con el modo Ultimate Team de FIFA, afirmando que, si queremos fichar a Cristiano Ronaldo, de una u otra forma podremos hacerlo.