Tal y como estaba previsto, Google ha presentado hoy en sociedad sus dos nuevos teléfonos, de los que ya conocíamos prácticamente todo tras las filtraciones de las últimas semanas, los Pixel 2 y Pixel 2 XL.

Pixel 2 XL

El protagonista de la tarde ha sido el Pixel 2XL, un teléfono que al igual que Samsung, LG o Apple, apuesta por una pantalla casi sin marcos en el frontal, esquinas redondeadas en un cuerpo de aluminio.

Su pantalla es de 6 pulgadas, con una resolución de 2880 x 1440 píxeles (538ppp), relación de contraste de 100.000:1, un ratio de aspecto de 18:9 y protección Gorilla Glass 5.

En su interior, al igual que en el Pixel 2, la última versión del procesador de ocho núcleos Qualcomm Snapdragon 835 (2,35GHz + 1,9GHz), el chip Adreno 540, 4GB de memoria RAM y 64GB de almacenamiento interno, sin posibilidad de usar tarjetas de memoria.

La cámara principal es de 12,2 pulgadas con enfoque automático, apertura f/1,8, 1,4 μm y tecnología Dual Pixel y cuenta con, entre otras cosas, modo retrato. La frontal es de 8 megapíxeles.

La batería es de 3520 mAh, con sistema de carga rápida que nos da hasta 7 horas extra de uso con solo 15 minutos de carga. Además, tiene Wi-Fi 2,4 GHz, Bluetooth 5.0 y puerto USB-C 3,1.

El Pixel 2 XL, disponible en blanco y en negro, se lanzará en España a un precio de 959€. Ya se puede reservar en su web oficial, aunque parece que las unidades serán bastante limitadas. Tienen un acuerdo con Orange.

Pixel 2

El hermano menor del Pixel 2XL tiene una pantalla de 5 pulgadas con una resolución de 1920 x 1080 píxeles, un ratio de aspecto 16:9 y una batería de 2700 mAh.

Este Pixel 2 se venderá en pocos mercados, y el español no será uno de ellos.

Lógicamente, ambos terminales vienen de serie con Android 8.0 Oreo, siendo además el primer terminal en tener Google Assistant en español.

Como curiosidad, ninguno de ellos tendrá jack de 3,5mm para auriculares, por lo que tendremos que conectarlos vía Bluetooth, USB-C o usando el adaptador correspondiente.

Vía blog oficial de Google.