Estamos ya a poco más de una semana del lanzamiento de Battlefield Hardline, el spin-off policiaco desarrollado por Visceral Games basándose en la popular franquicia de shooters bélicos en primera persona de DICE.

En las últimas semanas, además de probar la última beta, hemos conocido muchos detalles del juego: los modos multijugador, sus mapas, los requisitos mínimos y recomendados para la versión de PC, detalles del modo historia o el servicio premium, entre otras muchas cosas.

Hoy conocemos otro dato que no hará mucha gracia a los usuarios de consola. Y es que, al igual que ocurriese con Battlefield 4, el juego irá a una resolución de 720p en Xbox One y 900p en Playstation 4, cuando en el verano pasado se apuntaba a que ambas irían a una resolución de 1080p y 60 frames por segundo.

Esto último, por lo menos, si se cumple, lo de los fps, que al final si es lo más sensible cuando hablamos de shooters multijugador.

Así lo ha confirmado la cuenta oficial de Visceral Games en Twitter tras ser preguntado por un usuario:

Tampoco hay que volverse locos, el juego puede llegar a ser igual de disfrutable, más o menos según los gustos, a 720p, 900p o 1080p, pero es mosqueante que un juego que va con un motor arrastrado de la generación anterior, con todas las mejoras que le hayan querido meter encima, no consiga ir a 1080p en estas consolas.

Con el Battlefield 4 pudo colar por aquello de que fue juego de lanzamiento y ahí se perdonan muchas cosas, pero un año y medio después es difícil de justificar, sea por el lado de la desarrolladora o por la de los fabricantes.

Battlefield Hardline se pondrá a la venta el próximo 19 de marzo para PS4, Xbox One, PC, PS3 y Xbox 360.